• Indicadores Económicos:
  • Dólar $: 665.12
  • UF $: 27565.76
  • IPC %: 0.1
  • EURO : 754.7
  • UTM $: 48353
  • Libra de Cobre $: 2.94 dólar

Temas que marcarán la agenda energética este año

18 febrero, 2019
energía solar - Fabián Rivas

Para este 2019 también se espera la promulgación de la Ley de Flexibilidad o Ley Miscelánea, junto con una serie de normas técnicas y procedimientos pendientes, para lograr una implementación efectiva de la Ley de Transmisión.

Por Rodrigo Jiménez, de la consultora Systep

______________

En los últimos años el aumento de la competencia ha sido el aspecto más destacado del sector eléctrico, lo que ha estado impulsado principalmente por centrales renovables. Esto se ha traducido en una importante baja de precios en los contratos de suministro, llegando a niveles promedio de 32,5 US$/MWh para la última licitación de clientes regulados y también presionando a la baja el mercado de los clientes libres.

El año 2019 seguirá esta tendencia, aunque la baja de precios no debiese ser tan marcada como en los años anteriores. En este sentido, uno de los principales desafíos para quienes están desarrollando nuevos proyectos será encontrar contratos a precios atractivos para así poder obtener financiamiento.

A la fecha, hay 40 proyectos de generación declarados en construcción y 34 en pruebas, todos con fecha estimada de puesta en servicio para este 2019, los que sumarán una capacidad instalada de 1.959 MW al Sistema Eléctrico Nacional (SEN). De éstos, 1.127 MW corresponden a generación renovable y en su mayoría eólica, aunque se destaca la entrada en operación de Cerro Dominador, la primera central termosolar en Chile. Los 832 MW de generación térmica restantes incluyen a Infraestructura Energética Mejillones, central a carbón que aún se encuentra en pruebas y sumará 375 MW durante el 2019.

También para este año debiese continuar el crecimiento que han tenido los Pequeños Medios de Generación Distribuida (PMGD). Desde 2015 al 2018 se han incorporado 303 MW, a lo que se suman 56 MW de centrales de tipo PMG, con lo que se ha duplicado la capacidad de pequeños generadores estos últimos 4 años.

Si bien el número anterior incluye centrales de respaldo diésel que caen dentro de esta categoría, la mayor parte del crecimiento se relaciona con centrales de tecnología renovable, particularmente solar fotovoltaica. El 2019 se deberían incorporar 164 MW renovables, provenientes de centrales que aún estaban en pruebas a fines del 2018 más aquellos declarados en construcción, en base a los datos publicados por la Comisión Nacional de Energía (CNE) en diciembre de 2018.

En tanto, la importación de gas natural desde Argentina, que se reanudó en noviembre de 2018 después de una década, se espera siga disponible hasta el mes de mayo de 2019. Sin embargo, los volúmenes de importación dependerán del consumo del país trasandino y de los compromisos contractuales de las generadoras locales con sus actuales proveedores de gas. Por lo anterior, el efecto del gas argentino será acotado en el sector generación, siendo el 2019 un año clave para comprobar la capacidad y voluntad del gobierno argentino de efectivamente volver a dar suministro seguro y continuo a nuestro país.

Rumbo a la descarbonización de la matriz

Respecto a la descarbonización del SEN, en los próximos meses el gobierno presentará el cronograma que reflejará los resultados de las mesas de trabajo. Es de esperarse que las unidades propuestas para ser retiradas de operación sean aquellas de menor eficiencia y que hayan operado por varias décadas.

Sin embargo, durante el 2019 debiese seguir la discusión de aspectos fundamentales de este proceso, tales como quiénes deberán asumir los costos indirectos de la descarbonización, si el cronograma propuesto será vinculante para las empresas, cómo se reemplazará la generación que se va retirando, entre otros.

En relación al sector de transmisión, los proyectos declarados en construcción por la CNE en diciembre del 2018 y que tienen fechas de entrada en operación para este año suman 8 obras nacionales, además de 14 proyectos de transmisión dedicados y más de 40 proyectos de transmisión zonal. La obra más relevante que se espera entre en operación durante 2019 es el último tramo de la línea de 500 kV entre Cardones y Polpaico, proyecto que ha sufrido significativos retrasos y que incluso, según auditorías encargadas por el Coordinador, podría entrar en abril de 2020 para un caso pesimista.

Con la inminente entrada de nueva generación en la zona norte, esta línea se hace urgente, pues sin esta obra los curtailment a la capacidad renovable de dicha zona podrían aumentar.

También la ministra de Energía, Susana Jiménez, anunció que durante el 2019 habrá una licitación con contratos de suministro para clientes regulados que comenzarían a abastecer el 2025. Aún se espera la confirmación de la cantidad de energía a licitar, sin embargo, esta licitación se explicaría por el vencimiento de algunos contratos vigentes más que por el crecimiento de la demanda, el que ha sido menor al proyectado por la CNE en procesos anteriores, derivando en la actual sobrecontratación, a lo que se ha sumado el fenómeno de la migración de clientes regulados a libres.

El 2017 migraron 428 clientes y el 2018 esta cifra aumentó con el traspaso de 1.129 clientes, los que han aprovechado las actuales condiciones de mercado para reducir el costo de suministro eléctrico a través de contratos directos con generadores. La expectativa de la CNE para este 2019 es que traspasen alrededor de 400 clientes al esquema libre.

Desde un punto de vista regulatorio, el principal desafío para el 2019 será la Ley de Distribución.

Nuevas leyes en espera

Desde un punto de vista regulatorio, el principal desafío para el 2019 será la Ley de Distribución, donde se podrían plantear cambios relevantes en los mecanismos utilizados en el cálculo de la remuneración de la compañía, y en las formas de fijar la tasa de retorno y evaluar la entrada de nuevos comercializadores.

También para este 2019 se espera la promulgación de la Ley de Flexibilidad o Ley Miscelánea, como se nombró en la Ruta Energética, junto con una serie de normas técnicas y procedimientos pendientes, para lograr una implementación efectiva de la Ley de Transmisión.

Finalmente, la electromovilidad podría incrementarse en el transporte público durante 2019, de forma adicional a los 103 buses eléctricos que se encuentran prestando servicio actualmente en el Transantiago y a los 100 buses ya anunciados para este año.

Las declaraciones de intención publicadas por el Ministerio de Transportes, respecto al contenido esencial de las bases 2018 para las licitaciones, dejan abiertas las puertas para aumentar el servicio con buses eléctricos.

La industria minera también se está abriendo a la electromovilidad, comenzando con proyectos pilotos para transporte de pasajeros, entre otros. El impulso que puede dar el gobierno y el sector privado a este cambio tecnológico tendrá un impacto positivo en la calidad de vida de las personas, en la medida que la matriz de generación logre reducir sus emisiones. En este sentido, el objetivo de aumentar la electromovilidad debe estar alineado con el proceso de descarbonización efectivo.

__________________________

Artículo preparado especialmente para Revista Nueva Minería y Energía por Rodrigo Jiménez, gerente general de la consultora Systep.

Noticias Relacionadas