• Indicadores Económicos:
  • Dólar $: 660.48
  • UF $: 27620.81
  • IPC %: 0.5
  • EURO : 745.97
  • UTM $: 48353
  • Libra de Cobre $: 2.93 dólar

¿Minería en la Región del Maule? También es posible

27 enero, 2014
Enrique Aguilera
Columna de opinión de Enrique Aguilera, Director de Extensión Minera, Universidad de Talca
Enrique Aguilera

La región presenta un potencial minero poco conocido, pero que genera grandes desafíos y oportunidades con la consiguiente activación económica de la zona del Maule, generando desarrollo y bienestar social a sus habitantes

La Región del Maule tiene una población estimada en un millón de habitantes y un Producto Interno Bruto (PIB) per cápita anual de $ 3.590.000. Para ser considerada zona minera debe generar ingresos en su PIB regional de un 2,5% proveniente de la minería. Si bien hoy la región no alcanza esa cifra, sí presenta un potencial minero poco conocido, pero que genera grandes desafíos y oportunidades.

En efecto, al realizar un acucioso estudio y cruzar las informaciones oficiales, con datos duros, es decir, registro de pertenencias mineras en el Conservador de Minas; chequeo de mapa geológico y registro de propiedades mineras en Sernageomin; más el informe de la Tesorería Regional del Maule sobre patentes de concesiones mineras pagadas, en el período comprendido entre el 1 de marzo de 2013 y el 28 de febrero de 2014, se nos presenta un promisorio panorama minero.

Existen 8 comunas con marcado potencial minero y en este orden de importancia: San Clemente, Constitución, Pencahue, Curepto, Río Claro, Maule, Talca y Pelarco.

Hay 281.333 hectáreas en concesiones mineras, 515 pertenencias mineras vigentes y $ 412.550.593 anuales por concepto de patentes pagadas.

También hay unas cuantas minas actualmente en explotación, entre las que destaca la mina de oro “Chépica”, en Pencahue, propiedad de la empresa canadiense Minera Polar, con una producción de 5.000 toneladas mensuales y donde trabajan 85 personas. Esta faena tiene planes para elevar su producción a 9.500 toneladas mensuales, además de aumentar su dotación, lo que la hará subir a la categoría de mediana minería.

Minera Río Teno, de Cementos Bío Bío y otra faena de la minería no metálica (zeolita) con producción en Parral también destacan en la región.

Considérese además que existen avanzados estudios de impacto ambiental para exploración y/o explotación de minas en San Clemente, mismo lugar donde tienen destacada presencia Minera Vale, Endesa, Colbún, más varias otras empresas y particulares que hacen suya en un 51% las estadísticas ya mencionadas.

Esta mayor presencia minera en la región también se manifiesta en la parte educacional, con la apertura de nuevas opciones para estudiar carreras afines. El año 2013 debutó la carrera de ingeniería civil de minas en la Universidad de Talca – Campus Curicó; al igual que la carrera de técnico de nivel superior en operaciones mineras en el Instituto Profesional La Araucana-Sede Curicó y la carrera de técnico en faenas mineras en el Liceo Politécnico de Pencahue.

Por lo tanto, hay que ponerse a trabajar ahora ya, y en equipo, sumando voluntades, competencias profesionales y actores relevantes, en la persona de autoridades, empresarios, emprendedores, ejecutivos, profesionales, académicos, productores mineros, proveedores mineros, inversionistas mineros y comunidades. Todo para fijarnos un plan de trabajo estratégico que nos permita apalancar las exploraciones, desarrollo y explotación de potenciales yacimientos mineros, transformando pertenencias mineras en faenas mineras, con la consiguiente activación económica de la Región del Maule, generando desarrollo y bienestar social a sus habitantes.

NOTA: El presente artículo es parte de un trabajo de investigación y ponencia presentada por el autor en el “Primer Encuentro de Cooperación y Potenciamiento de la Minería en la Región del Maule”, realizado por la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Talca.

Por Enrique Aguilera, Director de Extensión Minera, Universidad de Talca.

Noticias Relacionadas