Invierten US $175 millones en nueva linea de transmisión en Cabrero

En la localidad de Charrúa, Cabrero, se inauguró el sistema que aportará un 15% al país. Celeo Redes espera pronta resolución que permita ampliar la estación. A la puesta en marcha de esta obra asistieron las máximas autoridades de la firma, además de representantes del gobierno.

Un aporte de 15% al sistema eléctrico nacional. Eso es lo que entrega  la Línea de Transmisión Nacional Charrúa — Ancoa 2×500 kV, que es la tensión más alta del modelo país, inaugurada en las cercanías de Cabrero y que supuso la inversión de US$ 175 millones por parte de Celeo Redes, firma que mediante licitación pública internacional el año 2012 se adjudicó la iniciativa.

Manuel Sanz Burgoa gerente general de la compañía, indicó que este proyecto se licitó hace cinco años y luego de un largo proceso de desarrollo, construcción, permisos ambientales, entre otras cosas, “ya podemos celebrar la exitosa entrada en operación. A partir de ahora parte la operación bajo exigentes estándares de seguridad y disponibilidad que tiene la norma chilena”.

La obra de la nueva línea de transmisión troncal constituye 200 kilómetros de longitud en 500 kV entre las subestaciones de Ancoa (comuna de Colbún) y Charrúa (Cabrero). Por ende, atraviesa tres regiones, según aseguró el ejecutivo, como Maule, Nuble y Biobío, lo que implica doce comunas.

Remarcó que con el inicio de las operaciones se convierten en la tercera empresa transmisora del país, algo que han conseguido en nueve años, con este, el segundo gran proyecto que impulsan en Chile, pues la idea es quedarse muchos años acá llevando adelante iniciativas similares, sobre todo porque participan en las licitaciones a las que convoca el Ministerio de Energía.

La línea aportará una capacidad adicional de 1.700 M VA, lo que representa alrededor del 15% de la demanda máxima del sistema eléctrico nacional, lo cual da la idea de la capacidad de transmisión que se está sumando al sistema. Esto se traducirá, según Sanz, en un beneficio para las empresas transmisoras de la zona, en especial por el impulso de obras eólicas que estaban esperando este aumento.

Adelantó que aún hay un terreno disponible para la futura ampliación de la línea cuando la Comisión Nacional de Energía así lo decrete con el fin de acrecentar con un segundo circuito, lo que implicará un gasto adicional. “Para eso tenemos todos los medios humanos, técnicos y financieros para llevar adelante el proyecto cuando el sistema lo requiera”, planteó.

 

El subsecretario de Energía, Ricardo Irarrázabal, sostuvo que este tipo de proyectos son estratégicos para el país, con una visión de sostenibilidad, porque los beneficios no solo nacionales y para la empresa, sino que también ambientales con la mayor penetración de energías renovables, las que necesitan una salida eléctrica.

 

Fuente: El Sur

Revista Nueva Minería & Energía © 2018 All Rights Reserved

Powered by Byacom