Gobierno modifica norma tarifaria para evitar brusca alza de costo eléctrico en industrias

El cambio normativo, impulsado por la ministra Jiménez implica que la tarifa vuelve a aplicarse como se hacía antes de la reforma del gobierno de Michelle Bachelet.

El análisis del efecto práctico de las reformas energéticas que impulsó el gobierno anterior se está traduciendo en algunas acciones concretas por parte de las actuales autoridades del Ministerio de Energía, con el objetivo de evitar impactos específicos.

Hace unos días y vía resolución, la Comisión Nacional de Energía (CNE) le hizo un cambio a la norma que fija las tarifas de transmisión de electricidad, lo que implicará un alivio para varios grandes consumidores que habían visto un alza importante en sus costos de energía, en particular en el segmento de transmisión zonal o subtransmisión, donde este ítem llegó a triplicarse.

Como una forma de simplificar el cálculo de estos cargos de transporte, la reforma del exministro Pacheco, vigente desde 2016, estableció la socialización de este costo entre todos los usuarios bajo un modelo de estampillado.

Esto provocó un problema, ya que antes ellos pagaban sólo por el tramo de red que usaban, razón por la que muchos de los grandes clientes ubicaron sus instalaciones lo más cerca posible de la red eléctrica principal con el objetivo de pagar menos por este concepto.

Precisamente esta situación es la que a fines de junio abordó la CNE en su resolución 455.

“En particular, respecto del cargo asociado a la remuneración de la transmisión zonal, el cálculo para su determinación consideró la distinción de niveles de tensión, para efectos de agrupar sus instalaciones conforme a dichos niveles de tensión, resultando así un cargo segmentado para cada uno de éstos, el que será de cargo de los clientes finales que se encuentren conectados a una tensión igual o inferior a dicho nivel en el respectivo sistema zonal”, explicó la CNE.

El nuevo cálculo, que está vigente desde este mes, reporta para cada zona un valor por nivel de voltaje (220kV, 110kV, 66kV y menor a 25 KV) y según explica Cristián Muñoz, académico UC y fundador de Breves de Energía, la idea de este nuevo cálculo es reconocer que los clientes industriales, que normalmente están ubicados en los niveles de mayor voltaje o aguas arriba de la red, sólo usan una parte menor de la red zonal.

“Por su parte, los clientes más pequeños, que están conectados aguas bajo de la red, en niveles inferiores de voltaje, usan la mayor parte de las instalaciones, y en consecuencia deberían absorber en mayor proporción estos costos”, precisó.

Sin diferencias
En la resolución se explica que la fijación de estos cargos de transmisión recibió observaciones de empresas eléctricas como CGE, Enel Distribución, Transelec, Engie Energía Chile, y de grandes clientes como Siderúrgica Huachipato, filial de CAP; Mantos Copper, Masisa, Melón Áridos, Minera Valle Central y Papeles Bio Bio.

La CNE añade en el documento que se optó por este cambio por “la necesidad de evitar la aplicación de significativos ajustes en los futuros cargos asociados a las instalaciones de transmisión, así como la de atenuar la magnitud de las eventuales reliquidaciones entre los actores involucrados”.

Consultada la entidad, precisó que respecto de este estampillado por nivel de voltaje “no existe un tratamiento distinto entre ambos tipos de clientes”, haciendo referencia entre aquellos usuarios libres y los sometidos a regulación de precios.

“Con esta modificación los cargos referidos a los sistemas zonales vuelven a ser similares a los valores previos a la aplicación de la ley 20.936, o Ley de Transmisión, de 2016”, puntualizó Muñoz.

Fuente: Diario Financiero

Revista Nueva Minería & Energía © 2018 All Rights Reserved

Powered by Byacom