Por un nuevo modelo en reciclaje de materiales

Hoy se generan anualmente 140.000 toneladas anuales de neumáticos fuera de uso, de los cuales 50.000 toneladas provienen del sector minero.

Hoy se generan anualmente 140.000 toneladas anuales de neumáticos fuera de uso, de los cuales 50.000 toneladas provienen del sector minero.

Al igual que otros sectores industriales, el reciclaje de materiales ha tocado las puertas de la minería con nuevos elementos por recuperar y nuevas estrategias que amplían la cantidad de desechos disponibles para ser reutilizados.

Camila Morales
Revista Nueva Minería y Energía
_____________

En una época en que el consumo de productos a nivel mundial aumenta, la preocupación por el nivel de desechos generados es una inquietud que se ha visto materializada en el reciclaje, proceso que poco a poco se convierte en una tendencia a nivel ciudadano e industrial.

Desde diversos sectores buscan que el modelo lineal de “hacer, usar y desechar” quede en el pasado, y sea reemplazado por una producción mundial que priorice aumentar la vida de los productos por medio de la reutilización de los mismos, aportando al cuidado del medio ambiente.

En este contexto, la minería es un sector importante de analizar, tomando en cuenta la gran cantidad de desechos que genera diariamente, como neumáticos, acero y combustible. Por esta razón, el reciclaje de materiales en esta área ha sido sinónimo de un avance en materia de sustentabilidad.

Porque pese a que el reciclaje masivo en el rubro aún es incipiente, los esfuerzos por una mayor eficiencia en las tareas posteriores a la extracción de minerales es actualmente uno de los objetivos prioritarios.

Avances e ítems pendientes

Producir menos basura y explotar menos recursos no renovables son razones de peso para potenciar el reciclaje de materiales en la minería. Eso lo saben bien las compañías encargadas de recibir algunos desechos industriales. Es el caso de Neptuno Pumps, empresa que apuesta por el desarrollo del concepto de “economía circular” (ver recuadro).

“Hemos sido pioneros en incorporar la ‘economía circular’ a la industria minera a nivel mundial, debido al elevado consumo de bombas de gran tamaño que genera esta industria y la constante necesidad de mantención y reparación de estos equipos”, afirma Petar Ostojic, CEO de Neptuno Pumps.

La empresa -que se autodenomina la primera fabricante de bombas centrífugas en minería con un modelo de economía circular, al re manufacturar estos equipos una vez que son desechados por la industria-, produce el 60% de sus productos con materiales reciclados, lo que permite que el cliente cuente con una bomba prácticamente nueva, a casi un 30% de menor costo, asegura el ejecutivo.

“Lo mismo hacemos con bombas de otras marcas y queremos expandirlo a equipos mineros en general y a otras industrias. La idea es que esta colaboración permita no solo reutilizar equipos, sino que mejorar los diseños de estos componentes, optimizando la eficiencia energética de los mismos a través de rediseños y mejoras, con el fin de disminuir su huella de carbono y aminorar su impacto sobre el medio ambiente”, afirma Petar Ostojic.

Pero no todos los productos utilizados en minería corren la misma suerte. Diversos expertos relacionados al mundo del reciclaje industrial han recalcado la tarea pendiente que aún existe con los neumáticos. Uno de ellos es Pedro Cocco, gerente General de Polambiente, empresa que se dedica a recepcionar Neumáticos Fuera de Uso (NFU) para separarlo en caucho, acero y fibra textil.

“Uno de los desafíos del sector minero es crear conciencia que sus desechos pueden reciclarse, entender que dentro de sus costos deben incorporar un ítem para estos fines. No es posible que porque la ley no obligue a disponer sus neumáticos usados, estos los entierren para evitarse el costo de la disposición”, enfatiza Pedro Cocco.

La ley vigente no considera a los neumáticos mineros para su reciclaje. Pese a aquello, hoy se generan anualmente 140.000 toneladas anuales de NFU, de los cuales 50.000 toneladas provienen del sector minero, los que van a sitios de acopio o simplemente se entierran.

Para el ejecutivo de Polambiente, “a pesar de la alta contaminación por vectores, espacios útiles ocupados, sumado a los riesgos de incendio, el reciclaje de Neumáticos Fuera de Uso no tiene disposición final porque desgraciadamente la demanda de caucho reciclado del país es muy pequeña”.

A la hora de hablar de reciclaje, el propio metal rojo es uno de los productos que destaca en la materia.

A la hora de hablar de reciclaje, el propio metal rojo es uno de los productos que destaca en la materia.

Sin embargo, esta realidad podría cambiar con la implementación de la Ley de Responsabilidad Extendida del Productor y Fomento del Reciclaje (REP). Esta nueva normativa comenzaría a funcionar en mayo de este año, y desde ese momento los neumáticos se establecerían como uno de los productos prioritarios que las empresas debieran hacerse cargo terminada su vida útil (ver recuadro).

El cobre como protagonista

A la hora de hablar de reciclaje, el cobre es uno de los productos que destaca en la materia. Este metal se utiliza en una variedad de formas, siendo su principal aplicación en aparatos eléctricos, los cuales involucran cerca del 70% de su uso. El 30% restante se destina a aplicaciones que no son eléctricas, como superficies táctiles, materiales de construcción y de diseño y a la agricultura.

“El cobre reciclado necesita un 85% menos de energía que la producción primaria. A escala mundial, este hecho supone un ahorro de 40 millones de toneladas de CO2, que equivale a las emisiones de 16 millones de vehículos”, asegura Marcos Sepúlveda, director Ejecutivo de Procobre Chile.

El experto destaca que en Europa se encuentran los países que poseen las experiencias más destacables, ya que han adoptado en sus procesos el concepto de “economía circular”, desarrollando políticas destinadas a “desvincular las curvas entre el crecimiento de la economía y el uso de recursos naturales”, explica.

¿Qué es la economía circular?

La economía circular es una estrategia que tiene por objetivo reducir tanto la entrada de los materiales como la producción de desechos vírgenes, cerrando los flujos económicos y ecológicos de los recursos.

El término abarca más que la producción y consumo de bienes y servicios, incluyendo un cambio de combustibles de fósiles al uso de energía renovable, y la función de diversidad como característico de resiliencia y sistemas productivos, según define la International Copper Association Latin America (ICA).

¿Qué es la Ley REP?

La Ley de Fomento al Reciclaje y Responsabilidad Extendida del Productor (Ley REP), obliga a las empresas a hacerse cargo de sus productos una vez terminada su vida útil.

La nueva regulación incluye los aceites lubricantes, aparatos eléctricos y electrónicos, neumáticos, vehículos, pilas y baterías, entre otros, como productos prioritarios.

Se establecerán metas para la recolección y valorización de estos residuos, creando así nuevos negocios, y disminuyendo su disposición final.

Revista Nueva Minería & Energía © 2017 All Rights Reserved

Powered by Byacom