Gestión de riesgos e importantes proyectos marcan las XI Jornadas Eliqsa-Collahuasi

Ejecutivos y representantes del sector minero y eléctrico se dieron cita en las XI Jornadas Eliqsa-Collahuasi. (Foto: Revista NME)

Las principales características del proyecto de interconexión SIC-SING, el riesgo normativo por los clientes libres, y las soluciones implementadas por algunas compañías para gestionar las fallas de sus instalaciones, son parte de la agenda de temas que se debaten en el encuentro.

Revista Nueva Minería y Energía
Desde Iquique

Este jueves 30 de noviembre se dio inicio a las XI Jornadas Técnicas que organizan la empresa eléctrica Eliqsa (Grupo CGE) y la compañía minera Doña Inés de Collahuasi, evento que convocó a representantes y ejecutivos de gran parte de las firmas eléctricas y mineras del país.

El encargado de abrir el encuentro fue Iñigo Otondo, gerente de Servicios Operacionales de la compañía minera Doña Inés de Collahuasi, quien señaló que el desafío de trabajar en la optimización de la producción ya lo adoptó la industria. Actualmente, a juicio del ejecutivo, el foco está puesto en la identificación y el control de riesgos que deben asumir las organizaciones.

Por su parte, Alfredo Ingelmo, director comercial de CGE, destacó el hecho que la firma está construyendo la transmisión de energía y las instalaciones de distribución para el proyecto Spence Growth Options de BHP Billiton. “Estamos contemplando la construcción de seis alimentadores, salas eléctricas, compensación de reactivos, entre otras plataformas”, comentó el ejecutivo.

Alfredo Ingelmo, director comercial de CGE. (Foto: Revista NME)

A su turno, el gerente de operaciones del Coordinador Eléctrico Nacional, Ernesto Huber, destacó la puesta en marcha del proyecto de interconexión SIC-SING. En este sentido, el profesional señaló que esta obra considera control de tensión, control de frecuencia -que se está realizando-, estabilidad angular y los procesos de programación para garantizar de forma económica el sistema.

Pero una de las características más importantes del sistema eléctrico nacional son los márgenes de potencia reactiva, además de la red de microfasores que permiten monitorear el comportamiento dinámico del sistema.

Ernesto Huber, gerente de Operaciones del Coordinador Eléctrico Nacional. (Foto: Revista NME)

El ejecutivo también destacó que el sistema eléctrico nacional tiene 3.100 km de longitud en corriente alterna, además de una alta penetración de energías renovables en la Tercera y Cuarta Región.

“Necesitamos una línea que sea resiliente, es decir, que pueda resistir los desastres naturales, monitoreando los riesgos hidrológicos, incendios forestales, entre otros fenómenos que afectan el desarrollo y continuidad del sistema”, sostuvo el representante del Coordinador Eléctrico Nacional.

Gestión de riesgos en la minería

En tanto, Sergio Illanes, director del SING de la Asociación de Consumidores de Energía no Regulados A.G. (Acenor), sostuvo que respecto a costos, precios y contratos por la ley de transmisión, de generarse mayor competencia reduciendo precios de mercado, los beneficios para los clientes libres serán percibidos principalmente por nuevos contratos, pero no por contratos antiguos, excepto que se extingan o modifiquen, ya que deberán asumir mayor sobrecosto por la ley de transmisión y servicios complementarios.

El ejecutivo además planteó que en relación a la situación particular de los clientes libres, se aprecia cierta dificultad de traspasar precios de licitaciones reguladas a contratos.

Sergio Illanes, director del SING de ACENOR. (Foto: Revista NME)

“Aunque se ha informado de renegociaciones vía ampliación de plazos y migración masiva de clientes regulados a libres, y ejercicios inéditos de agregación de demanda de clientes libres, habiendo en la actualidad un tema coyuntural en cuanto a disponibilidad de contratos, aprovechado por algunos clientes libres vía licitaciones privadas de suministro”, añadió el dirigente de la asociación gremial.

Uno de los temas que concitó la atención de los asistentes fue la solución implementada por la compañía Doña Inés de Collahuasi en relación a la detención mayor de molinos GMD. El 13 de septiembre de este año se produjo una falla en la subestación Tarapacá, generando una perturbación en el SING, que repercutió en una caída de tensión del 41% en 220 Kv y en 22% en 23 Kv.

Dado este escenario, la compañía minera implementó un software para solucionar este problema, identificando los riesgos del proceso de molienda y poniendo énfasis en la asignación de los controles.

 

Revista Nueva Minería & Energía © 2017 All Rights Reserved

Powered by Byacom