Gestión de relaves: la innovación como aspecto clave

(Foto: Golder Associates)

(Foto: Golder Associates)

Dentro de dos décadas cada 21 horas se depositarán relaves equivalentes al Cerro Santa Lucía, estimación que ha obligado que desde el ámbito público y privado surjan ideas innovadoras para sortear de la mejor manera el futuro escenario.

Camila Morales
Revista Nueva Minería y Energía
___________________________

El sector minero avanza y con ello también se multiplican los pasivos ambientales, área donde los relaves destacan por su masividad. Si actualmente Chile figura como el tercer país con más depósitos de relaves del mundo, para el 2035 se estima que el número de tranques podría llegar a duplicarse debido al aumento en la producción de metal rojo.

Sin duda, el avance de los relaves pone en jaque la manera en que se deberá desarrollar la minería en el corto plazo. Si se considera que en dos décadas, cada 21 horas se depositarán relaves equivalentes al Cerro Santa Lucía (2.572.263 toneladas), las soluciones al problema deben ser resueltas ahora. Así lo ha reconocido el propio sector minero, presionado en parte por estándares internacionales más estrictos, y por una mayor demanda ciudadana que exige mejorar la gestión medioambiental de las compañías.

En este escenario, tanto desde el ámbito público como desde el sector privado se están elaborando iniciativas que incluyen estrategias novedosas para un manejo más sustentable de estos depósitos, y ponerse al día con los desafíos sociales, económicos, medioambientales y tecnológicos involucrados en el manejo y tratamiento de relaves.

Por lo pronto, aún hay un largo camino por recorrer, según advierte Henry Jurgens, vocero de Relaves.org. “(Chile) está muy lejos de lo que se encuentra disponible en gestión de relaves en países como Australia, Estados Unidos y Canadá”, dice.

Sin embargo, existen algunas iniciativas destacadas que se están desarrollando en Chile que prometen transformarse en un aporte, de la mano de la tecnología y la innovación.

Más monitoreo para un menor riesgo

Determinar el desempeño de los depósitos de relaves a través del monitoreo de variables críticas de estabilidad física y química, fue uno de los objetivos de Fundación Chile al desarrollar un proyecto que busca proporcionar “información de calidad, confiable y en tiempo real” a las compañías mineras, las comunidades y la autoridad.

Así lo explica Ángela Oblasser, subgerente de Sustentabilidad de Fundación Chile, quien forma parte del equipo que lidera este programa denominado “Tranque Incluso”. “El procesamiento de los datos en la plataforma permitirá no sólo contar con un sistema de apoyo a la toma de decisiones y gestión de la operación, sino que también permitirá contar con un sistema de alerta ante parámetros que amenacen la estabilidad de los depósitos”.

La iniciativa se desarrollará bajo una colaboración público-privada, que agrupa a más de 18 organizaciones relacionadas a la minería. Se estima que durante cinco años se podrían ejecutar nueve proyectos con diversos desafíos técnicos que serán abordados por centros tecnológicos y Fundación Chile.

El objetivo es claro: posicionar a Chile como país líder en el manejo de la información de los depósitos de relaves. Para avanzar hacia este propósito, Ángela Oblasser sostiene que esta iniciativa “puede resultar en un cambio profundo del rol que ha tenido Chile en el sector a nivel mundial, habilitando un desarrollo tecnológico de alto impacto que involucra realmente el ‘triple bottom line’ o ‘triple resultado’ que hace referencia al desempeño de una empresa expresado en las dimensiones social, económica y ambiental”.

De esta manera, se busca que las compañías mineras realicen una operación preventiva de sus depósitos en cada momento del ciclo de vida gracias a esta innovación que espera contribuir al mejoramiento de la gestión de relaves. Lo que incluirá “la habilitación de proyectos de inversión y la consecuente creación de empleo, aumento de producción, compra de servicios y bienes y generación de ingreso fiscal”, comenta la especialista de Fundación Chile.

De pasivos a activos

Otra iniciativa que ha surgido bajo el alero de los Programas Tecnológicos en Minería de Relaves de Corfo (ver recuadro), es la recuperación de elementos de valor. Se trata de un proyecto que consiste en identificar y cuantificar la existencia de elementos de alto valor contenidos en relaves, junto con promover el desarrollo de tecnologías que permitan contribuir a transformar estos depósitos “de un pasivo a un activo”.

Actualmente Chile figura como el tercer país con más depósitos de relaves del mundo. (Foto: Ricardo González)

Actualmente Chile figura como el tercer país con más depósitos de relaves del mundo. (Foto: Ricardo González)

Para Juan Rayo, jefe del Área Desarrollo Tecnológico de JRI Ingeniería, esta iniciativa propone el desarrollo de capacidades tecnológicas que diversifiquen la oferta de productos y servicios asociados a la minería, y a la vez generen externalidades positivas en materia ambiental. “Esto en la práctica terminará en un manual de uso que ayudará a un dueño de relaves a cómo caracterizar y explotar sus recursos”, agrega.

Este proyecto encabezado por JRI, Ecometales y Fugro destaca por el contexto en que se desarrolla, tomando en cuenta la creciente demanda de ciertos elementos a nivel mundial, entre ellos las tierras raras, las cuales han sido declaradas estratégicas por la Unión Europea para satisfacer sus demandas tecnológicas.

Sumado a la importancia del contexto, Juan Rayo explica que la relevancia del proyecto es múltiple. “Primero está la económica, en términos de que permitiría encontrar formas de disminuir significativamente los costos de remediación y cierre de un tranque. Lo segundo son las externalidades positivas en términos ambientales, porque al extraer elementos de valor masivos se puede reducir el tamaño de los depósitos”, asegura.

Según sus creadores, el proyecto busca incorporar a la minería nacional en la cadena internacional de proveedores de elementos de valor, además de lograr que los tranques “dejen de verse como algo necesariamente malo o riesgoso”, reconocen desde JRI.

Más tecnologías y más regulación

Pese a que desde el ámbito público y privado han surgido propuestas para aportar en el área, aún hay retos por superar. Así lo señala Henry Jurgens, vocero de Relaves.org, quien recalca que Chile lidera la producción de cobre, pero no lidera en materia de nuevas tecnologías para la gestión de relaves.

“Si hablamos de reprocesamientos de relaves abandonados o innovación real, no tenemos mucho. Para reprocesar relaves la burocracia es tan grande, que los pocos que tratan de emprender mueren en el camino, ya que la falta de leyes y regulaciones entrampan estos proyectos, lo que conlleva a que hoy prácticamente no tenemos iniciativas para el reprocesamiento de relaves a nivel empresarial”, afirma.

Es por ello que, a pesar de que Jurgens considera “interesante” las empresas y consultoras que ejecutan propuestas relacionadas a la recuperación de elementos de valor desde los depósitos, advierte que en la industria “aún se sigue hablando de que es muy ‘caro’ espesar un relave y ni hablar de impermeabilizar suelo. La idea que sí ronda es depositar los relaves al mar. Es decir, es como si fuéramos retrocediendo en el tiempo”, dice.

Para JRI, el tratamiento de residuos mineros “debiera ir escalando desde los depósitos menores a los masivos y terminar transformándose en un proceso más del proceso productivo minero principal”, enfatiza Juan Rayo.

En este sentido, ¿cuánto aportarán las nuevas propuestas que nacen bajo el alero de la innovación? La respuesta aún está por verse. Mientras tanto, diversos actores del área continúan trabajando para atender los retos relacionados a los relaves y sus depósitos; un tema siempre sensible que históricamente ha planteado serios desafíos para el sector a nivel tecnológico y de regulación.

Programas Tecnológicos de Minería en Relaves

• A fines de enero Corfo realizó el lanzamiento de tres iniciativas que tienen relación con el manejo de depósito de relaves.

• El objetivo es desarrollar mecanismos innovadores para la medición de parámetros y optimización de estos depósitos.

• El costo total de las iniciativas suma cerca de $9.700 millones de pesos, de los cuales Corfo, en conjunto con el Fondo de Inversión Estratégica y el Fondo Innovación para la Competitividad, aportan $5.600 millones.

• En la reunión de lanzamiento (en la foto) se firmó un convenio entre Corfo y Sernageomin con el objetivo de facilitar instancias de coordinación e inclusión de los aspectos regulatorios.

Revista Nueva Minería & Energía © 2017 All Rights Reserved

Powered by Byacom