• Indicadores Económicos:
  • Dólar $: 681.17
  • UF $: 27565.79
  • IPC %: 0.4
  • EURO : 773.44
  • UTM $: 48353
  • Libra de Cobre $: 2.79 dólar

¿En qué está el proyecto NuevaUnión?

26 noviembre, 2018
Proyecto NuevaUnión

Yacimiento Relincho. (Foto: NuevaUnión)

El equipo a cargo del proyecto minero sostiene que el próximo año podrían presentar el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) y concluir el Estudio de Factibilidad de NuevaUnión. Una vez aprobado el EIA, se estima que se podría comenzar a operar en el yacimiento Relincho (que constituye la primera fase) en el año 2023.

Por Daniela Tapia

Revista Nueva Minería y Energía

______________

Por primera vez en los últimos tres años, el catastro de proyectos mineros que elabora la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) para el período 2018-2027 mostró un crecimiento, luego que ingresaran seis nuevas iniciativas, impulsando a la cartera por sobre los US$ 65.747 millones.

Entre estas obras del listado destaca el proyecto NuevaUnión, iniciativa conjunta de oro, cobre y molibdeno de las empresas canadienses GoldCorp y Teck, que combina los proyectos El Morro y Relincho.

En un comienzo, el proyecto se denominó “Corredor”. Luego, en junio de 2016 se dio a conocer su nombre definitivo “NuevaUnión”, y en octubre de ese año comenzó el levantamiento de líneas base ambientales y sociales para el desarrollo de la iniciativa. Ubicado en la provincia de Huasco, Región de Atacama, NuevaUnión contempla una inversión total estimada de US$ 7.200 millones y una vida útil de 38 años, con potencial de expansión.

En términos de ejecución, el proyecto está dividido en tres fases operacionales: en la primera (año 1 al 3) se explotará el yacimiento Relincho y se invertirán US$ 3.500 millones, aproximadamente. En la segunda etapa (años 4 al 15) se desarrollará la explotación del yacimiento La Fortuna, con una inversión de US$ 2.700 millones, y finalmente en la tercera fase (años 16 al 38) se vuelve a Relincho, con una inversión de US$ 1.000 millones.

La producción anual se estima en 224.000 toneladas de cobre, 269.000 onzas de oro y 1.700 toneladas de molibdeno durante los primeros cinco años de operación de la mina. Y durante la fase de construcción se generarán alrededor de 4.000 puestos de trabajo, con un peak de 8.000. Para la operación del proyecto, en tanto, se crearán 2.600 empleos, aproximadamente.

Actualmente NuevaUnión está elaborando el Estudio de Impacto Ambiental (EIA). También están llevando a cabo la quinta ronda de participación púbica anticipada, proceso que busca informar e incluir tempranamente a las comunidades locales en el desarrollo del EIA. ¿El objetivo? Según la empresa, esta medida apunta a consensuar mecanismos de diálogo que permitan recoger los temas de interés planteados por las comunidades y dar cuenta de los avances y resultados de la obra.
Este proceso de participación se realiza a través de “casas abiertas” y reuniones con las organizaciones y comunidades locales en varias ciudades y localidades de la provincia del Huasco y la Región de Atacama.

Además, y en paralelo, el proyecto comenzó recientemente a desarrollar su Estudio de Factibilidad, lo que implica profundizar aspectos técnicos y operativos de la iniciativa. Para la organización a cargo del proyecto, se trata de un hito importante, ya que significa que el diseño y la configuración inicial del mismo fueron aprobados por las compañías madre, Goldcorp y Teck.

Cambios planteados

Pero el proyecto original ha sufrido cambios, con implicancias tanto medioambientales como sociales. Es así como se modificó la ubicación del depósito de relaves, situándolo fuera de la cuenca del río Huasco. Además, se utilizará agua desalinizada para la operación del proyecto y se tomó la decisión de construir un ducto para el transporte de concentrado.

También se determinó construir una correa transportadora mixta -terrestre y aérea- para el transporte de mineral, y se cambió el diseño de la ruta de acceso al proyecto.

Considerando estos factores, desde NuevaUnión aseguran que el proyecto fue diseñado para tener una huella ambiental reducida al combinar dos proyectos distintos en uno. “Esta sinergia se traduce, por ejemplo, en la existencia de infraestructura común, como una sola planta concentradora, una sola línea de transmisión de energía, una red de caminos y un solo puerto”, plantean.

“Lo relevante es que a través de las conversaciones y el relacionamiento con la gente hemos logrado obtener mucha información de qué les gustaría a ellos que cambiáramos del proyecto, y de hecho tenemos un listado de cosas que hemos modificado en cuanto al diseño derivado de las conversaciones con las comunidades”, comentan en NuevaUnión.

En tanto, para las compañías canadienses madre de NuevaUnión -Teck y Goldcorp- este es un proyecto significativo. “Haber tomado la decisión de invertir US$ 7.200 millones en un negocio de largo plazo demuestra la confianza que tenemos en Chile, en el diseño de un proyecto con huella ambiental reducida y en cómo se ha estado desarrollando”, asevera el equipo a cargo de la iniciativa minera.

Tal ha sido la relevancia que ha cobrado el proyecto a la hora de reimpulsar el desarrollo económico de la Región de Atacama, donde está ubicado NuevaUnión, que el propio ministro de Minería, Baldo Prokurica, ha destacado la trascendencia de esta inversión.

“Es importante que las nuevas inversiones regionales recojan iniciativas como las de NuevaUnión, de incorporar a su planta, mano de obra local, como señal de compromiso con las regiones y con la inversión local”, señaló el secretario de Estado.

El jefe de la cartera también añadió que uno de los temas importantes para el sector minero es que las nuevas inversiones regionales comprometan la incorporación de profesionales locales.

“Existe una fuerte crítica hacia los proyectos que contemplan turnos 7×7, con trabajadores y profesionales que viven y se trasladan desde otras localidades, ajenas a la realidad regional”, sostuvo el ministro de Minería, Baldo Prokurica.

¿Cuáles son los pasos a seguir? El equipo a cargo del proyecto minero sostiene que el próximo año podrían presentar el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) y concluir el Estudio de Factibilidad de NuevaUnión. Una vez aprobado el EIA, se estima que se podría comenzar a operar en el yacimiento Relincho (que constituye la primera fase) en el año 2023.

Ficha técnica NuevaUnión

El proyecto NuevaUnión es un proyecto minero de cobre, oro y molibdeno que combina los proyectos El Morro y Relincho.

Considera la reducción de su huella ambiental al tener infraestructura común: una sola planta concentradora; una sola línea de transmisión de energía; una red de caminos y un solo puerto.

Ubicación: Provincia de Huasco, Región de Atacama.

Inversión: La inversión inicial es de US$ 3.500 millones, cifra que se mantiene. Pero recientemente se hizo pública la inversión estimada de las fases II y III, de US$ 2.700 millones y US$1.000 millones, respectivamente.

Puesta en marcha: La etapa de operación del proyecto se estima que comience en el año 2023.

Noticias Relacionadas