Eléctricas se rebelan ante costos derivados de interconexión SIC-SING

(Ilustración: Fabián Rivas)

Reclaman obligación de pago por servicio de respaldo a renovables que producen en el antiguo sistema del norte, pese a que operan en el centro.

De la expectación y el debate en torno a la definición del marco comercial de los servicios que respaldarán la intermitencia de las Energías Renovables No Convencionales (ERNC), la industria eléctrica pasó a las acciones para que se determine a quién o, más bien, a quién no le corresponde asumir los costos asociados a estas prestaciones, especialmente tras la interconexión, en octubre pasado, de los principales sistemas eléctricos del país.

En este contexto, las empresas hidroeléctricas La Higuera y La Confluencia (ligadas a la china SPIC -a través de PacificHydro- y la estatal noruega Stratkraft) acudieron al Panel de Expertos, instancia especializada que dirime las discrepancias en el sector, porque se niegan a pagar los costos asociados a los servicios complementarios para estabilizar la generación renovable eólica y solar, en la zona del otrora Sistema Interconectado del Norte Grande (SING), donde no tienen presencia porque sus operaciones están en el ex Sistema Interconectado Central (SIC).

“Desde sus inicios hasta el día de hoy y en el futuro, la remuneración de los servicios complementarios es de cargo de las empresas eléctricas que operan coordinadas con los servicios complementarios, de acuerdo a las condiciones y características especiales de cada sistema eléctrico, debiendo el coordinador disponer su uso u operación garantizando la operación más económica”, dice La Higuera en el escrito presentado ante el Panel.

Añade que la seguridad que otorgan estas prestaciones a la coordinación sólo alcanza a las empresas que requieren este respaldo, “siendo ello la causa de la contribución a la coordinación que éstas deben soportar, debiendo así establecerlo el coordinador al determinar las transferencias respectivas”.

La eléctrica reclama que el Coordinador Eléctrico Nacional le asignó la remuneración de servicios prestados en la zona norte del actual sistema nacional “en condiciones operacionales transitorias, que se extenderán hasta el término de las obras de interconexión, durante un número importante de horas del día”.

Estos trabajos corresponden a la habilitación completa de la línea de transmisión Cardones-Polpaico, cuya habilitación se espera hacia fines de este año.

El sistema es único
La semana pasada el Coordinador Eléctrico respondió a la discrepancia, asegurando que se trata de una acción extemporánea y explicó que a contar de noviembre del año pasado calcula los pagos de servicios complementarios respecto de todo el sistema y no como plantean las empresasm, como redes independientes, ya que pese a eventuales desacoples que se producen, el sistema se mantiene operando como una misma unidad y no como las estructuras independientes que eran previo a la interconexión.

El académico de la Universidad Católica y fundador de Breves de Energía, Cristián Muñoz, explica que la discrepancia contra el Coordinador Eléctrico se centra en aquellas horas en que ambos sistemas operan desacoplados como consecuencia de los trabajos de ampliación que se realizan en las líneas del norte del país.

“Al operar ambos sistemas de manera interconectada, se hace necesaria la actualización cuidadosa, no sólo de las normas técnicas, sino que también de los reglamentos que regulan las transacciones comerciales entre los generadores”, apunta el especialista.

Añade que la Ley de Transmisión no se hizo cargo de estos temas al trazar lineamientos generales para la elaboración de una regulación definitiva como, por ejemplo, que los clientes absorban directamente todos los costos relacionados con estas prestaciones tal como sucede con la transmisión.

Fuente: Diario Financiero

Revista Nueva Minería & Energía © 2018 All Rights Reserved

Powered by Byacom