El valor de los pasivos ambientales mineros (PAM)

Claudia Ortiz

“Es posible promover la conversión desde un pasivo (PAM) a un activo, a través de la búsqueda de usos industriales de los relaves, la recuperación de elementos valiosos y la utilización de la superficie de depósitos para otros fines”.

Por Claudia Ortiz
Doctora en Ciencias Biológicas del Laboratorio de Bioquímica Vegetal y Fitorremediación de la Universidad de Santiago
________________________________________________________________________________________________

Los pasivos ambientales mineros (PAM) son definidos como “aquella faena minera abandonada o paralizada, incluyendo sus residuos, que constituye un riesgo significativo para la vida o salud de las personas o para el medio ambiente”. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Cepal, indica la necesidad de restauración, mitigación o compensación por el daño ambiental o impacto no gestionado derivado de los PAM.

Desde esta perspectiva, los PAM deberían estar catastrados, caracterizados, monitoreados y controlados, con el propósito de mitigar y evitar riesgos para la vida o salud de las personas y para el medio ambiente. En Chile, la sismicidad y el cambio climático son dos elementos fundamentales que inciden en el riesgo vinculado a los PAM, a lo que se suma que nuestro país no cuenta con una ley de pasivos ambientales que regule la disposición de las faenas y sus residuos, que no están contemplados en la Ley 20.551.

La problemática socio-ambiental generada por los PAM se maximiza cuando las instalaciones están cercanas a zonas pobladas, lo cual quedó en evidencia durante los aluviones ocurridos en abril de 2015 en la Región de Atacama. Sin embargo, es posible promover la conversión desde un pasivo (PAM) a un activo, a través de la búsqueda de usos industriales de los relaves, la recuperación de elementos valiosos y la utilización de la superficie de depósitos para otros fines. Todo ello de la mano con la inclusión y aceptación comunitaria, a través del desarrollo de productos de valor compartido.

El tratamiento y recuperación de metales y materiales desde residuos mineros como la recuperación de hierro desde relaves de cobre, la extracción de renio como subproducto del procesamiento de concentrados de molibdeno, y el tratamiento de polvos de fundición para recuperar el cobre contenido, sumado a las investigaciones para recuperar metales desde escorias o efluentes; es un nicho de negocios que potencialmente seguirá creciendo debido a las proyecciones de demanda de materiales específicos que son insumos para nuevas tecnologías.

Chile tiene un potencial de tomar protagonismo en la producción de metales y materiales claves para el desarrollo de la economía del siglo XXI. En esta línea, investigadores de las Facultades de Química y Biología y de Ingeniería de la Universidad de Santiago de Chile, y de la Escuela de Ingeniería en Construcción de la Universidad Católica de Valparaíso, han comenzado a desarrollar iniciativas tendientes a dar respuesta a la necesidad-oportunidad generada por los PAM en nuestro país, concretadas en proyectos de I+D desarrollados en conjunto.

Se espera dar valor a los PAM constituidos por depósitos de relave no operativos a través del desarrollo e implementación de metodologías integradas que cuenten con la validación institucional y comunitaria, para la generación de nuevos negocios vinculados a la minería extractiva.

Revista Nueva Minería & Energía © 2017 All Rights Reserved

Powered by Byacom