• Indicadores Económicos:
  • Dólar $: 668.19
  • UF $: 27634.59
  • IPC %: 0.5
  • EURO : 749.18
  • UTM $: 48353
  • Libra de Cobre $: 2.93 dólar

El potencial de Sudáfrica

15 abril, 2019
Sudáfrica minería

(Foto: ABN)

Energía y minería son dos de los sectores donde existe mayor potencial de desarrollo en el país africano gracias a las energías renovables y la creciente presencia de empresas de ingeniería especializadas en la minería. Un escenario que abre un abanico de oportunidades para Chile.

Por Daniela Tapia

Revista Nueva Minería y Energía

______________

No hay duda que el sector minero ha tenido una gran importancia para el desarrollo de la economía sudafricana desde finales del siglo XIX. De hecho, Sudáfrica es uno de los países con mayores reservas de minerales a nivel mundial, y cuenta con la industria más desarrollada y diversificada del continente africano. En la actualidad, existen cerca de 1.758 minas operativas en el país.

Desde que se descubrió oro en Sudáfrica, en la década de los ‘70 del siglo XIX, el país ha producido más de 2.000 millones de onzas de oro, aproximadamente la mitad de todo el oro que está sobre la superficie. Y las autoridades del país africano creen que hay otros 2.000 millones esperando en el subsuelo a ser extraídos.

Y es que la minería representa cerca del 17% del PIB sudafricano, si se contabilizan todas las actividades vinculadas a la explotación minera. A lo que se suma que el país africano cuenta con un amplio universo de empresas de ingeniería especializadas en la minería de alcance global, lo que resulta interesante para las compañías extranjeras que buscan generar negocios y que poseen conocimientos y tecnología de punta en el tratamiento de aguas ácidas, análisis medioambientales, estudios de impacto ambiental, muestras y análisis. Un abanico de oportunidades donde Chile puede jugar un rol importante.

Pero el potencial económico del país africano también se refleja en la participación de generación de energía no renovable, la cual aumentará del 8,1% en 2017 al 30,3% en 2030, tras la decisión del gobierno de reestructurar su producción en el sector energético.

De acuerdo al informe “Perspectivas del mercado de energía de Sudáfrica hasta 2030, actualización 2018 – Tendencias del mercado, regulaciones y paisaje competitivo”, la mayor parte de la electricidad actual de Sudáfrica se genera a partir del carbón, que representa el 74,7% de la capacidad total instalada del país.

Sin embargo, en el nuevo “Plan de Recursos Integrados 2018” (IRP 2018) se ha solicitado que Sudáfrica pueda incrementar su participación de energías renovables y la capacidad de energía térmica a base de gas, con el fin de que se aleje del carbón y la energía nuclear.

De hecho, Eskom, la compañía generadora de electricidad sudafricana, informó que el 75% de las centrales eléctricas a carbón del país alcanzarían su vida útil al 2040, por lo que el gobierno estaría en condiciones de confirmar planes de retiro de estas unidades y reemplazarlas por gas. Fenómeno similar por el que está transitando Chile gracias al plan de descarbonización de la matriz energética que se está formulando.

ERNC, foco de atención

La inclinación por las energías renovables se ha convertido en un foco de atención para el país africano en el último tiempo, destacando la futura construcción de 27 proyectos de este tipo. Hecho que el propio ministro de Energía de ese país, Jeff Radebe, calificó como “un nuevo amanecer” para las ERNC tras un largo período de incertidumbre no sólo para la industria, sino también para la inversión del sector privado en la industria energética, al tiempo que destacó el objetivo del “Plan Nacional de Desarrollo” que busca aumentar la capacidad instalada de energía renovable a 20.000 MW para el 2030.

En este contexto, veinticuatro de los 27 proyectos de ERNC en construcción son de energía solar fotovoltaica y eólica, incluyendo los proyectos de Redstone Concentrated Solar Power, en la provincia de Northern Cape; el proyecto minihidro de Kruisvallei, en el Estado Libre; y el proyecto de biomasa de Ngodwana Energy, que se alimentará con residuos de astillas de madera de Sappi, en la provincia de Mpumalanga.

En tanto, la energía termosolar es la tercera renovable por capacidad instalada en dicho país, por lo que se proyectó alcanzar los 1.200 MW en 2030, meta que se ha tenido que ampliar hasta los 3.300 MW.

Las estadísticas también avalan el crecimiento que han alcanzado las energías renovables en Sudáfrica. Según el Consejo de Investigación Científica e Industrial (CSIR), la capacidad fotovoltaica en este país llegó a 1.474 MW a fines de diciembre de 2016, mientras que la Asociación de la Industria Fotovoltaica de Sudáfrica (SAPVIA) dio a conocer un plan de acción de cinco puntos para impulsar el desarrollo de la energía solar, en al menos 1,5 GW por año.

Escenario que abre diversas alternativas de cooperación e inversión para Chile, que al igual que el país africano, está reforzando sus capacidades para embarcarse en la ruta de la sustentabilidad.

Noticias Relacionadas