El potencial de la minería urbana

(Ilustración: Fabián Rivas)

Recuperar metales desde residuos y específicamente de desechos que se encuentran en las ciudades, es una tendencia que poco a poco avanza en el mundo. Ese es el punto de partida de un nuevo proceso pirometalúrgico desarrollado en Chile que busca recuperar metales desde placas madres en desuso.

Por Camila Morales
Revista Nueva Minería y Energía
________________

La minería urbana es una actividad que en algunos países desarrollados es toda una tendencia. La búsqueda de desechos electrónicos para recuperar minerales como cobre, oro o manganeso con el fin de ser reutilizados, es sinónimo de una actividad sustentable e incluso rentable.

A modo de ejemplo, de una tonelada de tierra extraída en una mina de oro se obtienen en promedio unos 5 gramos de oro, en cambio, de una tonelada de teléfonos celulares, se obtiene aproximadamente 150 gramos de este metal precioso.

Pese a lo beneficiosa que resulta la actividad, en el país el reciclaje de residuos tecnológicos es bajo. Según datos de Naciones Unidas de 2015, Chile es la nación de Latinoamérica que genera más basura electrónica: 9,9 kilos por persona al año, casi doblando el promedio mundial de 5,9 kilos por habitante.

Frente a estas cifras, cobran relevancia aquellas iniciativas locales que pretenden transformar poco a poco a la minería urbana en una tendencia. Es el caso de Romina Cayumil, académica de la facultad de ingeniería de la Universidad Andrés Bello, quien ha desarrollado un proyecto innovador en el área.

Se trata de un nuevo proceso pirometalúrgico para recuperar metales y otros recursos valiosos desde residuos electrónicos, específicamente desde placas madres: un artefacto de material complejo, con una alta cantidad de elementos, compuestos y componentes valiosos.

“Esta idea nace de la necesidad de estudiar un tema que involucre el área medioambiental y el metalúrgico, con miras a las necesidades actuales, no sólo de Chile, sino del mundo. Tenía ganas de llevar a cabo un desafío, trabajar en un tema que está en boga, y además crear conocimiento en un tema que me apasiona: la gestión y manejo de residuos”, comenta Romina Cayumil.

El potencial del reciclaje

Existe una alta variación de la composición de las placas madres en el tiempo. Sus funciones van cambiando, acorde al desarrollo de nuevas tecnologías, lo que también implica una evolución en los materiales de fabricación de las mismas. Es por eso que la académica propone una técnica especial para la recuperación de los metales que la integran.

“El proceso utilizado es pirólisis de alta temperatura, en el cual cualquier tipo de placa madre se expone a temperaturas mayores que 800 °C bajo una atmósfera inerte. Mediante este proceso ocurre una separación de fases, generando un producto rico en cobre, una aleación de cobre y un producto rico en carbón. Además, los metales preciosos se concentran en ambos productos metálicos”, explica Cayumil.

Metales recuperados desde placas madres en desuso, por medio del nuevo proceso pirometalúrgico que propone Romina Cayumil. (Foto: Archivo personal Romina Cayumil)

Con este procedimiento a alta temperatura, ¿cuáles son los beneficios de la técnica empleada? La gestora del proyecto explica que esta técnica genera una cantidad mínima de emisiones de gases, y ningún residuo sólido, dado que los productos sólidos que resultan, son ricos en carbón y metales valiosos. En efecto, no genera gases de efecto invernadero, ya que no es un proceso de combustión.

Por otra parte, la académica explica que el método reduce en gran cantidad el volumen de material para procesamiento y manejo. “La idea es desarrollar un proceso ‘zero waste’. Es un mecanismo batch, por lo que no necesita carga continua para obtener productos. Se trabaja a temperaturas mucho menores que las de fundición de cobre y que otros procesos que tratan ‘e-waste’ en su alimentación, por lo que hay un ahorro energético importante”.

En este contexto, el proyecto encabezado por Romina tiene un gran potencial, sobre todo, si se toma en cuenta que los computadores o celulares contienen entre 5 y 18% de cobre, los cuales al ser reciclados tienen la misma calidad que el mineral recién extraído.

Por el momento, la académica está centrada en encontrar alternativas para escalar el proceso. “Hacer una escala piloto y propuesta de escala industrial para el tratamiento de placas madre, porque soy una convencida que la minería urbana debe desarrollarse en Chile. Hay un gran potencial, dado que tenemos capacidad técnica, de infraestructura y humana para convertirnos en pioneros en el reciclaje de residuos electrónicos en la región”, asegura.

De esta forma, Romina Cayumil junto a un grupo de profesionales de la misma casa de estudios que colabora en la iniciativa, busca avanzar hacia una ciudad más sustentable.

Revista Nueva Minería & Energía © 2018 All Rights Reserved

Powered by Byacom