• Indicadores Económicos:
  • Dólar $: 671,37
  • UF $: 27.557,78
  • IPC %: -0,1
  • EURO : 764,31
  • UTM $: 48.353
  • Ipsa: 0,68
  • Igpa: 0,61

El momento de Kinross en Chile

10 diciembre, 2018
kinross

La compañía canadiense actualmente se encuentra trabajando en el Estudio de Factibilidad para la eventual reanudación de actividades en La Coipa, y en un Estudio de Alcance para el proyecto Lobo-Marte.

Por Daniela Tapia

Revista Nueva Minería y Energía

______________

Con un diverso portafolio de minas y proyectos en Chile, Brasil, Ghana, Mauritania, Rusia y Estados Unidos, Kinross Gold ha destacado como una importante empresa productora de oro, que este año celebra su aniversario número 25 desde su salida al mercado bursátil de Toronto.

En Chile posee tres activos tales como, La Coipa, Lobo-Marte y Maricunga, los cuales en su conjunto totalizan casi 14 millones de onzas de oro como recursos medidos e indicados, equivalentes a aproximadamente el 50% de los recursos minerales totales indicados y medidos reportados por la compañía, en su declaración anual de reservas y recursos 2017. Estos tres activos se encuentran localizados en la alta cordillera de la Región de Atacama, en el denominado cordón aurífero de Maricunga.

Pero desde el último trimestre del 2016, se encuentran suspendidas la extracción, molienda y acopio de mineral en las pilas en Maricunga. El resto de las operaciones, afirman en la compañía, se mantienen dando cumplimiento a obligaciones medioambientales contraídas en sus Resoluciones de Calificación Ambiental.

Cabe recordar que la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) había sancionado a Maricunga con la clausura del sector de pozos de extracción de agua (ubicados en el Corredor Biológico Pantanillo-Ciénaga Redonda), tras comprobar, informó el ente fiscalizador, de la desecación de al menos “70 hectáreas de humedales ubicados en el complejo lacustre Laguna del Negro Francisco y Laguna Santa Rosa”.

La Coipa, foco de atención

En el caso de La Coipa, sus actividades fueron suspendidas de manera temporal-parcial durante el último trimestre de 2013, por el agotamiento de sus reservas económicamente explotables.

Sin embargo, Kinross continuó evaluando las reservas, recursos minerales y el potencial de exploración en La Coipa. “Actualmente nos encontramos desarrollando el Estudio de Factibilidad para la Fase 7 de La Coipa”, dice Rodrigo Moscoso, gerente general de Kinross Chile (ver crónica aparte).
Desde la firma esperan validar los números previos obtenidos en el estudio de pre factibilidad del proyecto, lo que junto con un buen precio del oro, les permitirá estar en buena posición para que la corporación tome una decisión de inversión respecto a la iniciativa.

De entrar en funcionamiento La Coipa Fase 7 estarían contemplados 900 empleos permanentes contratados por la empresa para la etapa de operación, y también con terceros. Con ello, se prevé el reimpulso de la actividad económica para Atacama, tanto a mediano como a largo plazo.

Lobo-Marte en la mira

En relación al proyecto Lobo-Marte, la compañía inició el estudio de alcance para evaluar el potencial comienzo de producción. La idea de la minera apunta a reutilizar los activos disponibles de La Coipa en Lobo-Marte, una vez que finalice su vida útil.
“Se espera que los estudios en paralelo determinen el grado de los recursos como personal, agua, energía y equipos de capital para crear sinergia y eficiencia entre los dos potenciales proyectos (Lobo-Marte)”, señala el ejecutivo a Revista Nueva Minería y Energía.

Y es que tanto La Coipa como Lobo-Marte son dos activos que pueden entregar producción a largo plazo para Kinross. En este sentido, el Estudio de Pre-factibilidad para la reanudación de La Coipa de 2015, estimó un total de producción de alrededor de 1 millón de onzas de oro equivalente. En el caso de Lobo-Marte, se estima que posee alrededor de siete millones de onzas de oro como recursos medidos e indicados en la declaración de reservas y recursos de Kinross del año 2017.

Para el gerente general de la compañía en Chile, el distrito de La Coipa tiene un potencial geológico atractivo. Actualmente la firma se encuentra efectuando campañas de exploración de óxidos, con el objetivo de complementarlas y añadirlas a sus reservas actuales a través del desarrollo de depósitos satélites previamente identificados, o a través de la expansión de yacimientos explotados en el pasado, pero cuya mineralización aún muestra potencial de extensión.

La situación en África

En África, en tanto, la situación de Kinross Gold parece no ser de las mejores debido a las cambiantes políticas que se desarrollan en ese continente. Las razones de este escenario apuntan a que los gobiernos parecen estar cada vez más dispuestos a suspender los acuerdos históricos con compañías extranjeras en su búsqueda por obtener mayores ingresos gracias a la actividad minera.

En este contexto, el rechazo de Mauritania a un permiso clave para expandir un proyecto de Kinross (Fase Dos de su mina Tasiast), y una revisión propuesta del código minero en Ghana, asestaron un doble golpe a la minera con sede en Toronto.

Pero no sólo en África se ha visto afectado el accionar de Kinross. Las sanciones de Estados Unidos contra los multimillonarios rusos hicieron que las acciones de Kinross cayeran en abril de este año. Ante este panorama, según proyecciones realizadas a mediados de este año, alrededor del 20% de la producción de Kinross provendría de Rusia, considerando que este país y África Occidental representaron el 41% de los ingresos de Kinross en 2017, según datos compilados por Bloomberg.

Mientras que en Brasil, los esfuerzos de la compañía están puestos en potenciar la mina Paracatu, calificada como un activo fundamental en la cartera de inversiones de la firma canadiense.

Considerando este escenario, el gerente general de la firma en Chile se siente optimista en relación al futuro de Kinross en suelo nacional, afirmando que por seis años consecutivos, ha cumplido o excedido sus metas de producción. “Actualmente se encuentra muy bien encaminada para completar el séptimo año de éxito operacional y financiero”, comenta Rodrigo Moscoso, de Kinross Chile.

Pues, según el ejecutivo, Chile es un distrito atractivo para Kinross, no sólo por el potencial geológico de las áreas y donde se encuentran sus yacimientos, sino también por la madurez de su institucionalidad, la estabilidad económica-social y el nivel de desarrollo de la industria minera y de proveedores. “La corporación considera que Chile reúne diversas virtudes que lo hacen atractivo como destino de inversión”, agrega el máximo representante de la minera en Chile.

Noticias Relacionadas