• Indicadores Económicos:
  • Dólar $: 662.27
  • UF $: 27625.4
  • IPC %: 0.5
  • EURO : 743.62
  • UTM $: 48353
  • Libra de Cobre $: 2.97 dólar

El agitado mes del litio

22 agosto, 2016
litio_001
litio_001

El Salar de Atacama. (Foto: Haroldo Horta)

Mientras Enami muestra más interés que Codelco para incursionar en el mercado del litio, el gobierno asegura que la política nacional presentada en enero para este mineral avanza. En paralelo, el sorpresivo acuerdo entre SQM y Rockwood bajó la tensión entre ambas empresas.

Equipo Revista Nueva Minería y Energía
_________________________________

A seis meses de la presentación formal de la nueva política nacional para el litio y la gobernanza de los salares, este mineral no metálico ha seguido en la agenda del sector, prolongando un debate sobre las condiciones en que se extrae en Chile, y lo que podría cambiar para el futuro.

En este sentido, julio fue un mes especialmente noticioso para el litio. Para comenzar, Enami confirmó que negocia al menos con cuatro potenciales socios para explotar en forma conjunta este mineral, lo que marcaría el ingreso de esta empresa estatal al negocio del litio.

Las conversaciones, que se mantienen con interesados chilenos y extranjeros, fueron confirmadas por el vicepresidente Ejecutivo de Enami, Jaime Pérez de Arce, aunque no quiso profundizar más en detalles ya que se trata de negociaciones confidenciales.

Estos pasos que está dando Enami en el mercado del litio contrastan con el poco avance que ha tenido el tema en la otra gran estatal minera, Codelco, que según la nueva política nacional del litio anunciada en enero, debía establecer “en el corto plazo” un calendario para la licitación del proceso de evaluación y exploración de sus posesiones de litio en los salares de Maricunga y Pedernales en Atacama.

Si bien se anunció en un principio que el modelo de negocios de Codelco para el litio junto a un eventual socio estratégico podía estar concluido en la segunda mitad de este año, la propia ministra de Minería, Aurora Williams, reconoció recientemente que eso podría ocurrir recién durante el primer trimestre de 2017.

Con este panorama, todo parece indicar que Enami está más interesado que Codelco, ya que a diferencia de la Corporación, la Empresa Nacional de Minería tiene mayor flexibilidad para incursionar en negocios distintos a su actividad principal. “Su giro no está sólo circunscrito al cobre, sino que a cualquier minería”, ha explicado Pérez de Arce.

En todo caso, el gobierno ha aclarado que los compromisos asumidos en el marco de la Política del Litio avanzan, ya que la Comisión Nacional del Litio –creada precisamente tras la presentación de la política- recomendó conformar un comité técnico, la que se encuentra actualmente trabajando en los principales puntos que deberá considerar el nuevo marco nacional para el litio.

“Dicha agrupación de expertos, que encabeza nuestra cartera, trabaja bajo los principios de responder a la demanda de una mayor coordinación sectorial; diseñar una política nacional para la gobernanza de salares, que impulse al sector, pero resguardando los recursos; promover la generación de valor y mejorar la fiscalización de los proyectos”, precisó la ministra Aurora Williams, luego de una presentación realizada en la Cámara de Diputados.

La ministra aclaró que el Comité de Minería no Metálica busca coordinar y establecer con los organismos públicos competentes la coherencia que necesita la “gobernanza integrada y sustentable de los salares”, y definir el conjunto de objetivos asociados a su explotación racional, sustentable y eficiente.

“Estudiaremos los recursos disponibles para contar con información técnica y científica, y planificar acciones del Estado para su administración responsable en el tiempo”, dijo Williams.

El gobierno ha aclarado que los compromisos asumidos en el marco de la Política del Litio avanzan. Actualmente hay un comité técnico trabajando en los principales puntos que deberá considerar el nuevo marco nacional para el litio.

El gobierno ha aclarado que los compromisos asumidos en el marco de la Política del Litio avanzan. Actualmente hay un comité técnico trabajando en los principales puntos que deberá considerar el nuevo marco nacional para el litio.

Acuerdo SQM-Rockwood

Otro hecho que sorprendió al sector minero y que tiene directa relación con el mercado del litio, fue el acuerdo al que llegaron las únicas dos empresas productoras de este mineral en el país, SQM y Rockwood Lithium.

Ambas empresas estaban enfrentadas por la extracción del litio en el Salar de Atacama luego de un acuerdo entre Corfo y la norteamericana Rockwood para que ésta última pudiera aumentar su producción, lo que no cayó nada de bien en SQM.

Además, la compañía dirigida hoy por Eugenio Ponce Lerou había solicitado que se invalidara la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) obtenida por Rockwood en enero para casi duplicar su operación anual, de 24.000 toneladas a 44.000 toneladas de carbonato de litio.

Sin embargo, a fines de julio, la empresa controlada hoy por Eugenio Ponce Lerou llegó a un acuerdo con Rockwood para realizar “un esfuerzo conjunto para resguardar el ecosistema del Salar de Atacama”, según informó la empresa norteamericana a través de un comunicado.

De acuerdo a Rockwood, el acuerdo implica el desarrollo de una gestión ambiental coordinada e informada “que busca proteger los sistemas sensibles del Salar de Atacama, lo que se materializará a través de la implementación de herramientas técnicas comunes para seguir enriqueciendo el conocimiento de ese ecosistema”.

El acuerdo también supone el fin del conflicto entre ambas empresas. “SQM no ejercerá acciones legales contra la RCA 21/2016 de Rockwood Lithium”, confirma el comunicado.

Pero este sorpresivo acuerdo no convenció a todos. El diputado por la zona, Marcos Espinosa (PR) lo calificó como “sospechoso”.

“Nos llama la atención que después de un clima beligerante entre ambas empresas que trabajan acá en el salar (de Atacama), hayan llegado a un acuerdo tan prontamente de la noche a la mañana”, dijo el parlamentario, quien preside la Comisión Investigadora sobre el daño ambiental en salares y glaciares.

“Nos parece sorprendente que ambas empresas hayan firmado este convenio de buenas prácticas, cuando eso no es necesario establecerlo con una firma, sino que simplemente deben cumplir con la norma vigente”, agregó el diputado, quien visitó recientemente el Salar de Atacama, denunciando un “grave deterioro y uso descontrolado del agua para los trabajos de extracción de litio, principalmente”.

Litio no utilizado

En el último tiempo también han surgido otras voces críticas de la operación de ambas empresas en el Salar de Atacama, como la que ha expresado el ingeniero y experto en temas de minería no metálica, Leonidas Osses.

En el marco de una presentación realizada en el Instituto de Ingenieros de Minas de Chile (IIMCh), Osses abordó algunos de los principales aspectos relacionados con la producción del litio en Chile.

Respecto a SQM, Osses aseguró que el balance del litio en su operación productiva arroja que genera 106.000 ton/año aprox., de litio que no utiliza, de las cuales alrededor de 60.000 a 65.000 ton/año “debiera ser reinyectado directa e indirectamente al Salar de Atacama”. El resto, según dijo el experto, quedaría en sales de descarte, pérdida en impregnaciones en sales de potasio, impregnaciones en sales de magnesio, y pérdida en la producción final de carbonato de litio en la planta química, entre otros procesos.

“¿Será posible recuperar este litio a futuro?”, se preguntó Osses, en el marco de su presentación. En su opinión, sí se puede, aunque para eso es fundamental generar una “política de Estado para el litio”.

Para Osses, el Estado debe promover la exploración amplia en los principales salares de Chile de una amplia diversidad de minerales como el litio, potasio, boro, cesio, y rubidio. Para ello, se debe “mantener la no concesibilidad del litio, tal como lo indica el actual Código de Minería, e intervenir el Salar de Atacama con el objeto de revisar los actuales contratos y fijar nuevas condiciones técnicas y económicas a las 2 empresas que operan ahí (SQM y Rockwood)”.

A fines de julio, SQM llegó a un acuerdo con Rockwood para realizar “un esfuerzo conjunto para resguardar el ecosistema del Salar de Atacama”. (Foto: Martin Kreplin)

A fines de julio, SQM llegó a un acuerdo con Rockwood para realizar “un esfuerzo conjunto para resguardar el ecosistema del Salar de Atacama”. (Foto: Martin Kreplin)

Además, de acuerdo al experto, se deberían fijar condiciones “para que Corfo recupere su 25% del capital accionario en SQM Salar; posibilitar la creación de una nueva empresa con gran participación estatal para aprovechar el litio que actualmente se reinyecta en el Salar de Atacama, y fijar condiciones para que Corfo tenga una participación accionaria en los nuevos proyectos de Rockwood Lithium a futuro”, agregó Osses, quien además preside la Comisión del Litio del Instituto de Ingenieros de Minas.

El experto también ha dicho que el Estado debería pensar seriamente en interponer una demanda judicial contra la empresa SQM para resguardar la producción de litio en el Salar de Atacama.

De acuerdo al especialista, la “elevada extracción” de salmuera que realiza la compañía desde el Salar de Atacama habría generado un “deterioro en este recurso minero”, lo que justificaría la acción judicial en contra de SQM.

La demanda, que tendría que ser presentada por el Consejo de Defensa del Estado, también se explicaría por “razones de seguridad, de preservación y por el interés nacional que presenta hoy y a futuro este yacimiento del Salar de Atacama para nuestro país”, explicó Osses.

Noticias Relacionadas