Economía peruana crece 3,9% en 2016 gracias a la minería

Marcona Perú

La ampliación de la mina Cerro Verde y el inicio del megaproyecto de Las Bambas fueron los principales factores que explican la expansión de la actividad cuprífera.

Un fuerte impulso entregó durante el año pasado la minería a la economía peruana. Y es que, en gran parte, gracias a este sector Perú alcanzó su mayor tasa de expansión en tres años: 3,9%.

En su medición interanual, Perú creció 3,25% en diciembre del año pasado, superando las previsiones de los expertos que esperaban que fuera de 2,8%.

“Fundamentalmente el crecimiento del año pasado ha sido explicado por el del sector de la minería e hidrocarburos”, señaló Pablo Nano, jefe de estudios económicos de Scotiabank en Perú, y agregó que, de hecho, la producción minera aportó 2,3% del crecimiento total del PIB en ese país.

La producción de cobre creció 40% durante 2016 en Perú, como consecuencia de la ampliación de la mina Cerro Verde y por el inicio del megaproyecto de Las Bambas, ambos fueron dos de los principales factores que explicaron la expansión de la actividad cuprífera en Perú.

“Las minas peruanas tienen en promedio uno de los costos más bajos del mundo, lo que le permitió incrementar el volumen de producción a pesar de los bajos precios del cobre que se proyectaron durante la mayor parte de 2016”, dijo Nano.

Las variables

También se observó un crecimiento en menor medida de los sectores vinculados a la demanda interna, particularmente en el de los servicios. “El sector de telecomunicaciones, también fue un motor, en parte por el crecimiento del rubro de telefonía móvil, ante la mayor competencia que se desató producto del ingreso de nuevos competidores”, explicó José Manuel Martin economista de EMECEP Consultoría, generando una mayor dinámica y una mayor contratación de vendedores.

Sin embargo los sectores vinculados a la inversión mostraron un comportamiento negativo, en particular la construcción, que cerró con una caída de poco más de 3%, siendo su segundo año consecutivo a la baja.

La caída de la inversión privada afectó a la construcción y a algunas ramas industriales relacionadas, y en el caso de la inversión pública los sectores mostraron un recuperación, pero en cuarto trimestre la política fiscal contractiva implementada por el gobierno para cumplir con la meta de déficit fiscal, generó un descenso en esta materia.

Azotado por el escándalo de corrupción de Odebrecht es que la misma administración de PPK ajustó sus previsiones para este año de 4,8% a 3,8%, básicamente por el impacto de la postergación de algunos proyectos importantes de infraestructura como el Gasoducto Sur Peruano (GSP) y la tercera parte de Chavimochic, que están a cargo de un consorcio liderado por la constructora brasileña.

“Con estos escándalos políticos y de corrupción es muy poco probable que se genere un buen desempeño en las inversiones público-privadas que puedan apoyar a que este crecimiento económico sea más sostenido”, destacó Martin.

Además, durante la jornada de ayer se reveló que el índice de desempleo en Perú alcanzó un 7,2%, frente al 7,0% que pronosticaba el mercado. “Existe una posibilidad de que se esté dando un problema de productividad y calificación en los trabajadores, pero por una diferencia de 0,2% yo no me preocuparía todavía”, dijo Martin.

Fuente: Pulso

Revista Nueva Minería & Energía © 2017 All Rights Reserved

Powered by Byacom