Dan a conocer catastro sobre los conflictos energéticos con presencia comunicacional de los últimos 16 años

En una actividad realizada en el Centro de Extensión de la Universidad Católica, se presentó el catastro de todos los conflictos energéticos con presencia comunicacional que sucedieron en Chile durante los años 2000 hasta el 2016, catalogados por especificaciones técnicas y descriptores de acción colectiva.

Revista Nueva Minería y Energía

Con el objetivo de generar investigación sobre las dimensiones socioculturales de la generación, regulación y el consumo energético, el Núcleo Milenio de Investigación en Energía y Sociedad (Numies) y el Centro de Políticas Públicas de la Pontificia Universidad Católica de Chile (UC), presentaron este martes un catastro de los conflictos energéticos con presencia comunicacional de los últimos 16 años.

“Es poca la investigación que hay en Chile sobre las dimensiones sociológicas de los conflictos energéticos, pese a que se han tomado la agenda pública desde la oposición a Hidroaysén en adelante”, comentó Manuel Tironi, sociólogo y académico de la UC, quien formó parte del grupo que elaboró el catastro.

Resultados

Entre las conclusiones más importantes de la investigación, se destaca que entre enero de 2000 y marzo de 2016, 1.153 proyectos fueron ingresados al SEIA, de los cuales 71 (aproximadamente el 6% del total), fueron iniciativas que generaron conflicto.

“Esta cantidad de proyectos que generan tensión puede parecer un porcentaje menor, sin embargo, es importante recalcar que el conflicto se concentra en pocos pero en proyectos que tienen una alta capacidad de MW”, precisó Manuel Tironi en la presentación.

Por otra parte, entre las grandes conclusiones del estudio, se destaca que los conflictos se concentran mayormente en territorios de alta vulnerabilidad socioeconómica, como María Elena, Mejillones, y Diego de Almagro.

Pese a que los conflictos energéticos se han posicionado en la agenda pública, lo que ha generado la masificación de rechazo a ciertas iniciativas a nivel ciudadano, Manuel Tironi señaló que “el aumento de la cantidad de proyectos energéticos que se han desarrollado, ha sido más intenso que las iniciativas con conflictos, por lo que las tensiones no han frenado el desarrollo de nuevas iniciativas”.

El evento contó con una panel de conversación donde estudieron presentes Javier Zulueta, representante del Ministerio de Energía; y Gloria Baigorrotegui, académica de Idea – Usach. (Foto: Revista NME)

Respecto al tipo de proyectos que generan mayores tensiones, el estudio concluyó que las centrales termoeléctricas y las centrales hidroeléctrica de embalse (MW) y pasada (proyectos) son los tipos de iniciativa que han centrado mayores conflictos.

Respecto al tiempo de duración de los conflictos, la investigación concluyó que son relativamente largos. “Más de la mitad de los conflictos duran más de tres años, y un tercio de los conflictos dura más de cinco años, lo que es tremendamente relevante”, aseguró el sociólogo.

El evento posteriormente continuó con una panel de conversación que contó con la presencia de Javier Zulueta, representante del Ministerio de Energía; y Gloria Baigorrotegui, académica de Idea – Usach, quienes dieron a conocer su visión de los conflictos energéticos y la relevancia de realizar un catastro desde el punto de vista sociológico.

Revista Nueva Minería & Energía © 2017 All Rights Reserved

Powered by Byacom