• Indicadores Económicos:
  • Dólar $: 674.04
  • UF $: 27565.79
  • IPC %: 0.4
  • EURO : 767.44
  • UTM $: 48353
  • Libra de Cobre $: 2.76 dólar

Convirtiendo contaminación gaseosa en energía

28 septiembre, 2018
Innovación_foto_001

(Montaje digital: Fabián Rivas)

Dejar de identificar al dióxido de carbono como un desecho y utilizarlo como materia prima. Esa es la idea central de un proyecto que busca aportar en la lucha contra el cambio climático por medio de un sistema catalítico modular para las chimeneas industriales del país.

Camila Morales
______________

Las emisiones de dióxido de carbono (CO2) se elevaron un 2% en 2017 a nivel mundial, luego de mantenerse prácticamente estables entre 2014 y 2016. Así lo confirma un estudio publicado en la 23º Conferencia del clima de la ONU (COP23), en noviembre pasado.

Esta problemática, la cual se materializa en un récord de 36.800 millones de toneladas de CO2 durante 2017, vuelve a traer a la palestra el debate sobre el accionar de los países para revertir esta tendencia, ya sea por medio de políticas públicas, normativas o proyectos innovadores.

Una iniciativa que podría aportar en la lucha contra el cambio climático y convertir a Chile en una nación proactiva respecto a esta problemática mundial, es la que encabeza Francisco Gracia, académico del Departamento de Ingeniería Química, Biotecnología y Materiales de la Universidad de Chile, y subdirector del centro Núcleo Milenio Multimat.

El proyecto tiene como objetivo crear un sistema catalítico modular que permita la transformación del CO2 a CH4, es decir, en metano, el cual puede ser reutilizado como gas natural sintético.

Francisco Gracia explica que el proyecto, el cual fue publicado en una prestigiosa revista científica internacional, se origina por el “aumento progresivo y constante de las emisiones de CO2 a la atmósfera, producto de los procesos de combustión para generar energía eléctrica o térmica”.

El académico explica que “la motivación del proyecto es aportar al objetivo de reducir estas emisiones y consolidar el concepto de Economía Circular, en que se cambia el concepto de desecho, y cada producto de un proceso productivo se considera como potencial materia prima para un proceso complementario”.

El poder de la transformación

De manera específica, lo que busca Francisco Gracia, quien desarrolla el proyecto junto a otros investigadores, es proponer una alternativa para el control de las crecientes emisiones de CO2, generando al mismo tiempo un combustible gaseoso, que representaría una energía alternativa para un ciclo cerrado de carbono.

“Dependiendo del tipo de combustible y su origen, las emisiones del proceso de combustión pueden contener compuestos de azufre, cloro u óxidos de nitrógeno. Luego de un proceso de captura de estos compuestos, la corriente de CO2 puede transformarse mediante un proceso catalítico a temperatura media en gas natural sintético, el cual puede reutilizarse como combustible”, explica Francisco Gracia.

Pese a que la propuesta ha sido reconocida a nivel internacional, como todo emprendimiento innovador existen “trabas” o complicaciones a la hora de masificar la iniciativa. El investigador señala que un problema relevante es “la captación de los recursos económicos que permitan la consolidación de la tecnología en un escalamiento a nivel industrial”.

Sumado a ello, Francisco Gracia identifica otra complicación relevante, pero esta vez a nivel de suministro. “La disponibilidad de una fuente económica y sustentable de hidrógeno, que es un componente clave para la transformación del CO2. En ese sentido, se ha planteado como la alternativa más conveniente el uso de hidrógeno obtenido a partir del aprovechamiento de la energía solar, opción actualmente muy debatida en la discusión energética en nuestro país”.

No obstante, pese a las dificultades, el grupo de investigadores que forman parte de la iniciativa mantienen altas proyecciones respecto a la implementación de la propuesta. El académico de la U. de Chile señala que “en este momento, el proyecto está en una etapa de patentamiento y en la búsqueda de recursos para un escalamiento a nivel prototipo, que pueda habilitarse en calderas de generación térmica que usen gas natural como combustible”.

Con el objetivo de contribuir a la lucha contra el calentamiento global y la contaminación atmosférica, esta innovación busca consolidar un sistema catalítico que permita desarrollar un dispositivo compacto, similar a los convertidores catalíticos de vehículos a gasolina, pero esta vez, aplicables a las grandes industrias del país.

Noticias Relacionadas