Consejo de Competencias Mineras presenta estudio sobre el impacto de las nuevas tecnologías en el sector

Ejecutivos y representantes del sector minero y social analizaron los resultados del estudio elaborado por el Consejo de Competencias Mineras (CCM) que contó con la asesoría de Fundación Chile. (Foto: Ministerio de Minería)

Según el estudio, la minería está en medio de un proceso que debería, en el mediano plazo, incluir un 32% de nuevas competencias sobre las disponibles en el Marco de Cualificaciones de la Minería y, en un largo plazo, aplicar algún tipo de ajuste al 80% de las competencias actuales, producto de la incorporación de tecnología.

Revista Nueva Minería y Energía

La automatización, la digitalización, entre otros desarrollos tecnológicos, llegaron para quedarse en el sector minero. Escenario que a mediano-largo plazo generará cambios importantes en lo que hasta ahora se conoce del trabajo minero.

Así lo reveló el estudio elaborado por el Consejo de Competencias Mineras (CCM) del Consejo Minero junto a Fundación Chile que estudiaron el impacto de las nuevas tecnologías en las competencias requeridas en la industria minera.

Los datos, dados a conocer en el seminario “Desafíos de la minería y su impacto en el capital humano” realizado en el marco de Expomin 2018, dieron cuenta que en el área de extracción, las competencias teleoperadas aumentarán en un 85% (de 20 a 37 competencias). Mientras que en procesamiento y mantenimiento el mayor impacto es el cambio hacia la automatización.

“Con el uso de Big Data, las empresas mineras también podrían aumentar la confiabilidad de sus máquinas, mejorar la eficiencia de sus operaciones comerciales y reducir considerablemente sus costos”, dijo Diego Richard, director Fuerza Laboral Centro de Desarrollo Humano de Fundación Chile.

A su turno, Joaquín Villarino, presidente ejecutivo del Consejo Minero, sostuvo que la incorporación de tecnología significará un 32% de nuevas competencias sobre las disponibles en el Marco de Cualificaciones de la Minería (MCM), y a largo plazo se deberá aplicar algún tipo de ajuste al 80% de las competencias actuales, producto de la incorporación de tecnología.

Mujer en la minería: un tema pendiente

Otro tema que acaparó la atención de los asistentes fue la incorporación de la mujer a la industria minera que actualmente alcanza el 7,9% de participación. Un porcentaje que, a juicio del representante del Consejo Minero, revela lo “machistoide” que es este sector y en el que se debe trabajar fuertemente para cambiar dicha condición.  En este contexto, una de las metas de BHP es llegar al 50% de participación femenina al 2025.

El presidente del Consejo Nacional de Productividad, Joseph Ramos, también resaltó la importancia que tiene la participación femenina en la productividad del país. En este sentido, afirmó que de acuerdo con las estimaciones que se manejan, cada millón de personas que se suma en la fuerza de trabajo aumenta el producto en 6,5%.

Por lo tanto, planteó que “si Chile adquiriera la participación femenina de países desarrollados de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), serían 900.000 personas más en la fuerza de trabajo, lo que representaría 6% más del PIB y 1,2% de ingreso tributario (unos US$3.000 millones)”.

Por su parte, el ministro de Minería, Baldo Prokurica, planteó la necesidad de conectar la oferta formativa con las necesidades que demanda la industria, pues al 2026 se prevé un déficit de un 15% de mantenedores.

 

Revista Nueva Minería & Energía © 2018 All Rights Reserved

Powered by Byacom