• Indicadores Económicos:
  • Dólar $: 658.75
  • UF $: 27549.04
  • IPC %: 0.1
  • EURO : 747.48
  • UTM $: 48305
  • Libra de Cobre $: 2.87 dólar

Claudio Iglesis: Enfrentando desafíos

8 septiembre, 2014
perfil_claudio_iglesis_001

perfil_claudio_iglesis_001

Siempre dispuesto a enfrentar nuevos retos, la trayectoria profesional de Claudio Iglesis muestra varios hitos que lo han mantenido en la primera escena de la industria energética de los últimos años.

Joaquín Ruiz – Revista Nueva Minería y Energía
 

Una trayectoria constantemente en ascenso. Así se puede resumir la carrera profesional de Claudio Iglesis, el actual presidente del directorio del Centro de Despacho Económico de Carga del Sistema Interconectado Central, CDEC-SIC, que ya suma más de tres décadas y media en la industria energética tanto de Chile como de otros países de la región.

Confiesa que le gustan los desafíos. Por eso, cuando salió del Liceo Manuel de Salas, en 1975, no dudó en entrar a la carrera de ingeniería civil en la Universidad de Chile, tras obtener un puntaje nacional que no hizo más que confirmar su dedicación por los estudios.

Luego, ya en la universidad derivó hacia la especialidad de ingeniería eléctrica, porque también representaba en ese momento “un bonito desafío”, según recuerda.

“Elegí esa área porque era lo más desafiante, porque tenía mucha matemáticas, física, temas de aplicación que me interesaban”, relata.

En seis años ya había completado sus estudios universitarios, y lo hizo otra vez con honores, al obtener del Instituto de Ingenieros el premio “Marco Orrego Puelma”, reservado al estudiante de ingeniería más destacado de la promoción.

Poco antes de terminar su etapa universitaria, una de sus prácticas, realizada en Endesa, le abriría las puertas de su futuro laboral, marcando las siguientes tres décadas de su vida profesional. Así, prácticamente al día siguiente de obtener su título de ingeniero, Iglesis fue contratado en enero de 1982 por Endesa, empresa donde desarrollaría una larga carrera en constante ascenso, que le dejó innumerables recuerdos, logros y satisfacciones.

Sus primeros años en la empresa los pasó en el área de Sistema Eléctrico, donde le correspondió trabajar con protecciones eléctricas. “Fue muy entretenido, aprendí mucho junto a muy buenos profesionales. Había toda una cultura de desarrollo profesional, así que aproveché eso”, recuerda.

Tras un viaje a Inglaterra para especializarse, Iglesis volvió a Chile y a Endesa para entrar al área de Planificación de la Operación, donde pudo acercarse a temas muy relacionados con los que hoy ve en el CDEC-SIC.

Al poco tiempo, y con 35 años cumplidos, surgió la oportunidad de ir a trabajar a Argentina, ya que Endesa había participado en el proceso de privatización de la empresa hidroeléctrica El Chocón, ubicada en la provincia de Neuquén. Iglesis llegó a hacerse cargo de la compañía como gerente comercial en un ambiente algo difícil por las desconfianzas que generaba el hecho que capitales chilenos se hicieran cargo de una central eléctrica de 1.300 MW, emblemática de la Argentina de esos años (1993). Pero finalmente, las dudas terminarían disipándose. “Hicimos un trabajo muy bueno con ellos, con el grupo profesional que estaba ahí”, asegura Iglesis.

En Argentina también tuvo otra “experiencia interesante” al ocupar la presidencia de la Asociación de Generadores de la República Argentina, además de participar en el directorio de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico S.A., Cammesa, una entidad equivalente al CDEC en Chile.

Después de tres años y medio en Argentina, su siguiente destino fue Colombia, donde se hizo cargo como gerente general de la Central Hidroeléctrica Betania, que por esos años también iniciaba su proceso de privatización.

Este nuevo trabajo le significó trasladarse al sur de Bogotá, cerca de la ciudad de Neiva, una zona conflictiva en aquellos años (fines de los ’90) por la activa presencia de la guerrilla. Esta realidad lo obligó a habituarse a una serie de medidas de seguridad para él y su familia, que para entonces ya se componía de su señora y de tres hijos, todos menores de diez años al momento de vivir en Colombia.

“Siempre había mucho aparataje de seguridad alrededor de los ejecutivos, y también de sus familiares, tanto así que cada miembro de mi familia tenía un nombre en clave. Entonces era bastante preocupante escuchar mensajes por radio que decían ‘Olmo 1 se dirige al colegio’, cuando se referían a mi hijo mayor. Pero no tuvimos problemas. Colombia es un gran país, con gente realmente muy afable”, asegura.

(Foto: CDEC-SIC)

(Foto: CDEC-SIC)

Después de Betania, el recorrido de Iglesis en tierras colombianas siguió en Emgesa, la empresa generadora más grande del país, donde también se desempeñó como gerente general.

Tras seis años en extranjero, Claudio Iglesis regresa a Chile al comenzar el nuevo milenio. Siempre en Endesa, se integra al área de Desarrollo, a cargo de nuevos proyectos para la firma, para después asumir la gerencia de Generación Chile, donde se mantuvo por cerca de diez años. Su último cargo en Endesa fue gerente de Producción Regional, lo que implicaba la supervisión de 52 plantas de la empresa en Latinoamérica, sumando 16.000 MW en cinco países.

Hasta que el año pasado, decidió dar un nuevo salto en su carrera y retirarse de la compañía donde estuvo más de tres décadas. ¿Razones? “Estaba buscando nuevos desafíos, distintos, y así me encontré con el CDEC-SIC”, reconoce.

Y el desafío resultó más que interesante, según confiesa. Como presidente del directorio del CDEC-SIC se siente “realmente muy orgulloso, porque he llegado a un organismo de excelencia, y soy parte de un directorio que se ha conformado con profesionales independientes”.

“Es un desafío muy interesante. Este es un organismo que es clave y estratégico para el país, ya que vela para que se opere de la forma más segura y más económica posible todos los recursos del Sistema Interconectado Central”, explica.

Esta nueva experiencia en el CDEC-SIC se suma a los muchos otros retos que le correspondió asumir en su vida profesional. Una trayectoria que tuvo grandes hitos, como encabezar con sólo 35 años el proceso de constitución de nuevas empresas, como le sucedió en Argentina, y especialmente en Colombia, “donde partimos de cero”. O la materialización de algunos proyectos energéticos claves en Chile como el Ciclo Combinado San Isidro II, y el Terminal de Gas Natural Licuado GNL Quintero, donde estuvo desde las etapas más tempranas del proyecto.

“Estuve en ese proyecto desde el año 2005, cuando se hicieron las primeras conversaciones sobre el GNL Quintero, hasta verlo concretado. Entonces haber estado en un proyecto con una inversión de US$ 1.100 millones, que también se ha transformado en clave para el desarrollo energético del país, también lo encuentro muy destacable”, concluye.

Noticias Relacionadas