• Indicadores Económicos:
  • Dólar $: 662.27
  • UF $: 27625.4
  • IPC %: 0.5
  • EURO : 743.62
  • UTM $: 48353
  • Libra de Cobre $: 2.97 dólar

Chug-Chug: Tres mil años de historia en riesgo

28 enero, 2019
Geoglifos Chug Chug

Este sitio de geoglifos ubicados en la Región de Antofagasta, que es uno de los más importantes del mundo con más de 500 figuras geométricas, zoomorfas y antropomorfas, está en riesgo por la tubería de una desaladora de Codelco.

Por Cristián Venegas, desde Calama

Revista Nueva Minería y Energía

________________________

A 35 kilómetros de Calama se encuentra el parque arqueológico Chug-Chug, cónclave de antiguas rutas troperas y caravaleras que se compone de una serie de 500 geoglifos con una antigüedad que fluctúa entre 500 y 3.000 años.

Además de su relevancia a nivel antropológico e histórico, estos geoglifos figuran en un preocupante ranking: en 2016 fue considerado en la lista World Monuments Watch como uno de los 50 lugares patrimoniales y emblemáticos en peligro de desaparecer a nivel mundial.

Hasta hace unos pocos años el mayor riesgo para la preservación de este patrimonio era la actividad turística informal y los rally. Hoy, el riesgo que despierta nuevamente la preocupación de las comunidades aymaras y atacameñas que administran las cerca de 15 mil hectáreas del parque, es la próxima construcción de la Planta Desaladora del Distrito Norte de Codelco.

Este proyecto requerirá una inversión de US$ 1.000 millones y considera un trazado de 160 kilómetros de cañerías de 32 pulgadas, las que bombearán hasta 1.956 litros de agua por segundo. Además, contempla una línea de transmisión eléctrica, junto al camino que requiere para su mantención. ¿Cuál es el problema? La infraestructura que atravesará el lugar afectando los caminos traperos y caravaneros, además de menoscabar su valor paisajístico.

“Estamos preocupados”

El presidente de la comunidad aymara de Quillagua, Víctor Palape -que junto a la comunidad atacameña de Chunchuri tienen el comodato a 30 años del parque-, explica que en este momento “hay dos mineras que han solicitado servidumbres en el sector y estamos muy preocupados por el respeto del territorio”. Una de las empresas es la mencionada Codelco y la otra su filial Minera El Abra, que también tiene entre sus planes construir una desaladora y atravesar la zona con sus tuberías.

“Nos gustaría sentarnos a conversar con Codelco, saber qué es lo quieren, qué es lo que harán, y cuáles son sus proyectos a futuro, porque ellos no estarán uno o dos años, estarán bastante tiempo en el territorio, y queremos saber qué daños generarán”, agrega Víctor Palape.

Por su parte, el coordinador del Parque Arqueológico Chug-Chug, Esteban Araya, explica que su única preocupación es el resguardo del patrimonio arqueológico, porque la iniciativa de la estatal ya cuenta con todos los permisos ambientales y las tuberías “pasarán sí o sí por Chug-Chug, porque tienen una servidumbre judicial de 1,5 a 2 kilómetros, en los que hay rutas troperas y caravaneras”.

Sobre este último punto, el también integrante de la Comisión de Resguardo de Sitios Arqueológicos que designa la Conadi, añadió que “al pasar sobre esos lugares los dañarán, porque además a 10 ó 15 metros hay cuatro cerros que tienen geoglifos en su parte superior y se verán dañados por la exposición de material”.

Respecto a cómo es la relación que mantienen con la empresa, Esteban Araya dice que “en un principio tuvimos conversaciones con Codelco, pero ese diálogo se quebró con la Fundación Desierto de Atacama, conmigo como parte de la Comisión de Resguardo y la comunidad de Quillagua, y si bien el proyecto considera medidas de mitigación y compensación, son muy pocas comparado con el daño”.

“No habrá daño”

Respecto a las inquietudes de las comunidades originarias de la zona, desde el Distrito Norte de Codelco afirmaron que la variable patrimonial fue parte de la evaluación ambiental de la RCA 022/2016, y que en dicho proceso el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) se pronunció conforme con todas las medidas comprometidas.

En tal sentido, la minera informó que “por medio de un contrato liderado por la División Radomiro Tomic y previa autorización de los permisos sectoriales respectivos, el CMN autorizó a un servicio externo de Codelco realizar la recolección, rescate y liberación del material arqueológico identificado en la línea de base, tanto para el trazado de la cañería, como de otros sectores del proyecto”.

El material recolectado fue entregado, de acuerdo a lo autorizado por el CMN, en la Corporación de Cultura y Turismo de Calama en noviembre de 2018, precisaron. Ante la pregunta concreta de si habrá riesgo de daño a sectores de Chug-Chug, Codelco recalcó que “no existe riesgo de daño”, y argumentó que el CMN se pronunció conforme con todas las medidas comprometidas y que adicionalmente se comprometió con una serie de medidas de compensación.

Segunda desaladora

El agotamiento del agua fresca de cordillera de la provincia El Loa, llevó también a la filial de Codelco, Minera El Abra, a pensar en traer agua de mar hasta sus operaciones, donde proyectan la construcción de una planta concentradora. Pese a que esta iniciativa aún no ha sido presentada a evaluación ambiental, sería ingresado al SEA en el año 2020.

Sobre este proyecto, que aún está en una etapa muy preliminar, Víctor Palape dijo que solicitó que “pase por el mismo lugar que el trazado de Codelco, porque originalmente los proyectos estaban separados, y les pedimos que fuera un solo el sector para aminorar el impacto del daño. Queremos sentarnos a conversar, formalizar una mesa de trabajo y trabajar en conjunto para hablar el mismo idioma”, insistió el dirigente.

Atentos al parque

Respecto al riesgo que corren los geoglifos de Chug-Chug en el corto plazo, la directora ejecutiva de la Corporación de Cultura y Turismo de Calama, Evelyn Pizarro, aseguró que “nuestra corporación tiene un trabajo constante en el importante sector patrimonial de Chug-Chug a través de su Dirección de Turismo. De hecho se realizan tours educativos con distintos establecimientos educacionales de la comuna. De esa forma, estamos constantemente preocupados de las intervenciones que allí se puedan realizar”.

“Creemos que el trabajo que realizará Codelco Distrito Norte cerca del lugar será resguardando y respetando el patrimonio arqueológico y a las comunidades a cargo de proteger este sitio”, agregó la directora de la Corporación que resguarda parte importante de los vestigios encontrados en Chug-Chug.

Noticias Relacionadas