China, sustitutos del cobre y Perú centraron la atención en segunda jornada del CRU

002

En la segunda jornada de la Conferencia Mundial del Cobre se reafirmó la idea de que la urbanización y el consumo eléctrico en China aumentarán la demanda de cobre al 2020.

Revista Nueva Minería y Energía

Este miércoles se llevó a cabo la segunda jornada de la Conferencia Mundial del Cobre, organizada por el CRU, que tuvo por objetivo analizar los movimientos de China, las inversiones en Perú y los sustitutos del cobre.

En el encuentro, Li Bin, Chief Engineer Jiangsu Shangshang Cable Group, sostuvo que la urbanización y el consumo eléctrico en China aumentarán la demanda de cobre al 2020.

Apreciación que fue confirmada por Jiangqiang Wu, president Chinalco China Copper, quien dijo que la economía china ha logrado un desarrollo moderado, pero firme y sólido.

El ejecutivo también planteó que la mina Toromocho, perteneciente a Chinalco China Copper y ubicada en el distrito de Morococha, en la ciudad peruana de Junín, produciría entre 180.000 y 190.000 toneladas de cobre este año, lo que implica un aumento del 13%.

En este contexto, Chinalco China Copper firmó un acuerdo preliminar con el gobierno de Perú para ampliar la producción de Toromocho e invertir US$ 1.300 millones.

“Comenzaremos a construir la segunda fase de Toromocho muy pronto”, dijo Jiangqiang Wu, presidente de la compañía, en el marco de la segunda jornada de la Conferencia Mundial del Cobre.

A su vez, el ministro de Minería y Energía de Perú, Gonzalo Tamayo. sostuvo que la inversión minera ha regresado a niveles de la década pasada al extinguirse la primera ola de megaproyectos. “Estamos en una etapa en la que predominan los proyectos medianos”, dijo la autoridad peruana.

Pese a ello, la producción de cobre en Perú aumentó un 38% el año pasado, por lo que ahora apuesta a producir 3,1 millones de toneladas de cobre fino en 2021.

Las inversiones de Teck y los sustitutos del cobre

Por su parte, Donald Lindsay, presidente de Teck Resources, señaló que a futuro se requerirán 5 millones de toneladas nuevos, algo equivalente a más minas del nivel de Escondida.

El ejecutivo también resaltó el proyecto NuevaUnión, joint venture entre Teck y Goldcorp, emplazado en la Región de Atacama, y que está avanzando a paso firme.

NuevaUnion

El proyecto NuevaUnión, joint venture entre Teck y Goldcorp, está avanzando a paso firme. (Foto: NuevaUnión)

Actualmente la iniciativa está avanzando en su estudio de prefactibilidad, el que se espera se complete durante el segundo semestre de este año. Esto, para ingresar durante fines del primer semestre de 2018 el estudio de impacto ambiental (EIA) del proyecto, el que esperan sea aprobado para el 2020.

El proyecto contempla además, una inversión de US$ 3.500 millones y tiene una vida útil estimada de al menos 32 años. Este explotará mineral en tres etapas, que se caracteriza por el inicio de la producción en Relincho -2.000 metros sobre el nivel del mar-, para posteriormente avanzar hacia la transición en La Fortuna, que se explotará por unos 12 años, y luego volver al mineral de Relincho una vez que se agote La Fortuna.

Asimismo, el presidente de Teck Resources confirmó que el proyecto de ampliación de Quebrada Blanca, ubicado en la Primera Región, permitirá incrementar la producción de esa operación a 300 mil tpa.

Por último, otro tema destacado en la conferencia fue los sustitutos del cobre. En este sentido, Fred Ni, vicepresident BYD Americas, enfatizó que el cobre seguirá siendo el conductor por excelencia de los vehículos eléctricos en los próximos años (ver crónica aparte)

Revista Nueva Minería & Energía © 2017 All Rights Reserved

Powered by Byacom