Bitran: “Nunca se me pasó por la cabeza que Julio Ponce volvería a la compañía”

Deslizó también la posibilidad de un acuerdo entre los directores de la ex PCS y del Grupo Pampa para la supuesta elusión de impuestos en la venta de acciones que permitió el ingreso de la china Tianqi a SQM.

Por primera vez desde que se desató la polémica por el regreso de los hermanos Eugenio y Julio Ponce Lerou, el ex vicepresidente ejecutivo de la Corfo Eduardo Bitran realizó una autocrítica por su rol en la negociación que permitió cerrar el arbitraje que se mantenía entre la minera no metálica y la agencia estatal.

Fue en la comisión de Minería y Energía de la Cámara de Diputados que el también ex titular del MOP asegurara ante las preguntas de los parlamentarios que “hacemos el mea culpa , cometimos un error. Nos equivocamos flagrantemente en haber pensado que Alberto Salas no iba a faltar de esta manera a su palabra”.

El ex Corfo reiteró que en ningún momento él avaló el regreso del ex controlador a la empresa, no así la de su hermano Eugenio, quien se desempeñaría como asesor comercial de la empresa. “Nunca se me pasó por la cabeza ni remotamente que Julio Ponce volvería a la compañía. Uno tiene que tomar decisiones con información incompleta”, aseguró, a la vez que advertía que es necesario que las actuales autoridades reviertan la operación.

“Suponemos que el retorno de Julio Ponce no puede pasar impune. El contrato tiene los elementos (para revertirla) y el mercado de valores también. Podría exigir la salida de todo el directorio por la responsabilidad fiduciaria que tienen”, añadió, sosteniendo que también se están dando las condiciones para que la actual administración concurra al árbitro, alegando que se incumplió el pacto.

Frente al hecho de que no se pusieron mayores trabas para el retorno de Ponce en la negociación, aseguró que no fue una opción, porque además de haber en Chile libertad para el trabajo, el empresario no tiene una condena que le prohíba desempeñarse en ese rol. “El gobierno corporativo falló miserablemente al aceptar el regreso de Ponce, esta era una oportunidad para ganarse la confianza; pero de la manera más increíble, nos traicionan”, apuntó, y afirmó que las sospechas sobre la empresa comenzaron tras el nombramiento de Laurence Golborne como director independiente por la Serie B de la compañía.

En relación con las presiones políticas que acusó en su momento, Bitran no quiso dar nombres y aseguró que se trató de conversaciones del mismo nivel que en las que les pedían expropiar a SQM del Salar de Atacama.

Acuerdo entre los accionistas

En esta misma línea, el ex vicepresidente de la Corfo deslizó una posible operación en conjunto entre los directores del Grupo Pampa, firma que representa a Julio Ponce Lerou en la mesa de Soquimich, y los directores de la ex PCS.

En este sentido, Bitran se preguntó cuál fue el motivo que llevó a estos directores a cambiar de vereda y apoyar el regreso de Ponce como asesor, luego de una extensa historia de diferencias con los máximos accionistas de la firma. El ex Corfo apuntó a un “posible acuerdo” entre ambos grupos, en el que a cambio se le habría facilitado a la canadiense la figura de un market maker en el marco de la venta del 24% de SQM, procedimiento por el que se le acusa de eludir impuestos por unos US$ 1.000 millones, según Bitran.

Asimismo, recordó el episodio que se desarrolló a fines del año pasado, cuando el CEO de PCS (ahora Nutrien), Jochen Tilk, se reunió con él y lo amenazó con un arbitraje internacional en caso de poner algún tipo de trabas en la venta de las acciones de la canadiense a la empresa china Tianqi.

Fuente: Economía y Negocios

Revista Nueva Minería & Energía © 2018 All Rights Reserved

Powered by Byacom