Aspectos regulatorios se toma el debate en seminario sobre impurezas de la industria del cobre

Seminario de Ecometales 024

Diversos expertos participan de este encuentro que busca aclarar dudas y afrontar los nuevos desafíos que se asocian al manejo de impurezas en línea con las nuevas tecnologías disponibles. (Foto: Revista Nueva Minería y Energía)

En el marco del seminario las experiencias a nivel de regulación en Europa, Japón y China, puso en el debate los retos pendientes en materia de manejo de impurezas en los concentrados de cobre que Chile exporta.

Revista Nueva Minería y Energía

Los altos niveles de arsénico que presentan los yacimientos mineros de cobre se han convertido en un problema relevante para la industria minera en general, y sobre todo para un país ampliamente reconocido por su explotación cuprífera, como Chile. Si en 2013 la extracción de arsénico ligada al cobre fue de 82.000 toneladas a nivel mundial, para el año 2020 el Grupo Internacional de Estudios del Cobre (ICSG, por sus siglas en inglés) estima que esta cantidad aumentará a 162.000 toneladas.

Tomando en cuenta este contexto, las empresas del sector se encuentran generando estrategias en base a nuevas tecnologías para adelantarse a los retos que impondrá un mercado mundial más exigente respecto al nivel de impurezas que trae consigo el concentrado de cobre. Este fue precisamente el foco del seminario “Minería y Desarrollo Sustentable”, organizado por Cochilco, Anglo American, Codelco, EcoMetales, Cesco y la Universidad de Chile.

En el evento realizado este jueves, diversos expertos dieron a conocer su visión sobre los aspectos regulatorios en el manejo de impurezas, entre ellos, Francisca Domínguez, directora de Asuntos Regulatorios de Codelco, quien manifestó la necesidad de que la industria en Chile trabaje acorde a los estándares más exigentes.

“La industria ha sido bastante activa sobre estos temas. Y eso se da no solo por el cumplimiento de regulaciones nacionales, sino que también por los mercados a los que nosotros accedemos. Nuestros mercados son Europa, Asia, Norteamérica, etc, y debemos cumplir con las regulaciones que establecen ellos y los organismos internacionales. Entonces, nos hemos visto, no sé si obligados, pero sí hemos trabajado muy activamente para cumplir estos estándares de manera consistente”.

Por su parte, Sergio Hernández, vicepresidente Ejecutivo de Cochilco, al ser consultado sobre el desafío que tiene Chile en materia regulatoria y ambiental de las impurezas como el arsénico, mercurio y el antimonio en el proceso minero, precisó que “se debe cumplir los compromisos regulatorios, porque están en juego los valores fundamentales para la humanidad”, pero aseguró que  “con la misma fuerza se debe reaccionar para informar a la gente los beneficios que genera el producto minero en la calidad de vida”.

Europa, Japón y China

Si bien es cierto que la industria nacional cuenta con tecnologías y casos prácticos de éxito para el arsénico, el antimonio y el selenio en las distintas etapas del ciclo de impurezas, en el marco del seminario las experiencias a nivel de regulación en zonas como Europa puso en el debate los retos pendientes en materia de manejo de impurezas en los concentrados de cobre que Chile exporta.

impurezas_001

“Europa y Japón, son referentes en materia regulatoria de impurezas mineras”, afirman los expertos.

Al respecto,  Don Smale, secretario General del Grupo Internacional de Estudios del Cobre (GIEC), precisó que los principales productores de metal rojo como Chile están exportando mayores impurezas en sus productos de cobre, “es por eso que se necesita más investigación respecto a los contenidos de este metal”.

“Europa y Japón, son referentes en materia regulatoria. Ellos tienen altos estándares al momento de importar concentrado de cobre, pero la mayor parte del concentrado que se esta fundiendo y se esta refinando lo hace China, país que está importando casi 30 millones de toneladas de impurezas. Esto ha tenido un impacto significativo tanto para ellos que importan, como para quienes exportan”, señaló Smale.

Respecto a la experiencia en Japón, Taro Kamiya, director, Mining & Metallurgical Technology Division de Jogmec, afirmó que mientras Europa es más estricto en la exposición de mercurio, Japón tiene los estándares más exigentes del mundo en cuanto a concentración de arsénico. Asimismo, explicó que “en Japón el contenido de arsénico se utiliza como material para la construcción. Sin embargo, si aumenta la cantidad de esta impureza, el proceso de reutilización puede volverse difícil”.

Revista Nueva Minería & Energía © 2017 All Rights Reserved

Powered by Byacom