Andrés Rebolledo: “El sector energético ya no es una barrera para el crecimiento económico como lo era hace cuatro años”

La autoridad se refiere a la puesta en marcha del gobierno corporativo de Enap y a su salida del directorio. -Adicionalmente, defiende la decisión del Gobierno de desechar la ley corta de distribución, asegurando que sí se abordó la problemática de los electrodependientes.

TRES meses lleva comandando el Ministerio de Energía el economista Andrés Rebolledo. Su gestión, dice, tiene un claro foco de continuidad de la labor que dejó su antecesor, Máximo Pacheco; pero con un giro hacia la electromovilidad.

En los meses al interior del organismo ha tenido que sortear las críticas hacia el sector de distribución por los cortes de suministro eléctrico tras los temporales y la nevazón, eventos que sorteó con el sorpresivo anuncio de una ley corta para tratar la problemática de los electrodependientes y normas para elevar las sanciones para el sector. Sin embargo, estos proyectos fueron desechados a las pocas semanas de ser comunicadas. “A veces las cosas efectivamente cambian y el panorama político y económico también determina este tipo de situaciones”, explica.

El 1 de diciembre se dio inicio oficial al nuevo gobierno corporativo de Enap, y uno de los cambios es que el ministro de Energía sale del directorio. ¿Cómo evalúan desde la cartera la tramitación de este proyecto y su puesta en marcha?

-Es muy paso muy importante de modernización del Estado. Se había avanzado en su momento en un nuevo gobierno corporativo en Codelco, y Enap era una empresa donde también había que hacer un esfuerzo en ese sentido. Personalmente llegué a la última parte de la discusión en el Congreso, pero me pareció que había consenso en las dos cámaras, desde la perspectiva de que era una empresa estratégica en el sector energético y requería, por lo tanto una modernización institucional y corporativa, cosa que recoge la nueva legislación.

Hoy estamos en la etapa de la definición de los directores, pero lo que estaba contemplado en los (artículos) transitorios de la ley, era que independiente de que estuviese nombrado el nuevo directorio, yo como ministro tenía que salir y eso ya sucedió. Mi último directorio fue el pasado martes.

¿Cree que este nuevo gobierno corporativo ha herido sensibilidades al interior de Enap? Lo pregunto por el enfrentamiento entre el presidente del sindicato y ejecutivos de la empresa.

-Eso no tiene que ver con este nuevo gobierno corporativo. Es una situación lamentable, que se vivió en una reunión entre algunos ejecutivos y representantes sindicales. Fue una situación específica de la gestión de Enap, pero no se relaciona con esta nueva ley de gobierno corporativo.

Respecto a la Agenda Energética 2014-2018. ¿Se cumplieron los desafíos? ¿Qué temas quedan pendientes?

-Debe haber faltado una ley en particular -la de eficiencia energética- para cumplir la agenda. Hay más de un 90% de cumplimiento si uno lo toma en iniciativas.

Eso ha cambiado el perfil y el panorama energético del país, sin duda, más allá de la métrica de cuánto se cumplió. Acá los objetivos eran darle mucho más competencia el sistema, reducir los precios, incorporar nuevos actores, tener más conectividad en el país, viabilizar proyectos, y cambios regulatorios que significaron un esfuerzo legislativo importante. Hemos ido avanzando en esos hitos, estos meses han sido muy intensos en ese sentido, por cuanto han sido cuando se han concretado muchas de estas cosas que estuvieron contempladas en la agenda, desde la interconexión hasta la puesta en vigencia de la ley de equidad tarifaria.

En resumen, nos parece que hemos cumplido de buena manera los compromisos en energía, y hemos cambiado el panorama en un sector que es más competitivo. Este sector ya no es una barrera del crecimiento económico como lo era hace cuatro años o una complicación para los hogares por los precios altos. Sino que es una oportunidad para una economía más productiva y competitiva.

Pero se puede cuestionar que no se fomentó el ingreso de centrales eléctricas en base a gas natural, considerando que ninguna central de este tipo se concretó en los últimos cuatro años.

-Lo importante es tener bien cubierto el sistema, y en ese sentido hay varias tecnologías que permiten la continuidad y la energía de base: la generación en base a gas, pero también la hidroelectricidad. Tecnológicamente, probablemente en los próximos años vamos a tener energía renovable, sobre todo solar, suministrando el sistema las 24 horas. Pero en lo que es nuestra responsabilidad, que es tener un sistema seguro y eficiente, nos parece que hemos hecho bien las cosas y podemos estar tranquilos.

Usted llegó hace unos trece meses al ministerio, ¿cómo evalúa su gestión?

-Es difícil que uno evalúe su propia gestión. Una de las decisiones que tomé fue darle continuidad a este proceso de transformación del sector eléctrico con los equipos técnicos y profesionales del ministerio. Y creo que lo hemos logrado. Está la licitación, la interconexión y el boom de las renovables. Adicionalmente, hemos incorporado algunos temas nuevos como la electromovilidad. De hecho, el 13 de diciembre haremos pública la estrategia de la electromovilidad que tendrá varios componentes bien interesantes. Cosas novedosas que serán bien atractivos. Creo que el segundo sello tiene que ver con la integración internacional con Perú y Argentina, donde esperamos dejar sentado las bases.

¿Nos puede adelantar algún punto respecto de la estrategia de electromovilidad?

-No, porque estamos trabajando con dos ministerios más.

El único proyecto de ley que se anunció durante su período fue la ley corta para distribución, pero se desechó. ¿Qué sucedió?

-Dado los tiempos, la urgencia, y la agenda legislativa de Chile, tenía más sentido resolver la problemática de los electrodependientes pronto, con soluciones concretas que incorporaran todo lo que eventualmente estaría en la ley incluso elementos adicionales, cosa que sucederá. La próxima semana daremos a conocer como resolveremos la urgencia de electrodependientes. Respecto a los temas de las sanciones, nos pareció que dado este contexto anterior, era razonable incorporarlo en la discusión de la ley de distribución que está en curso.

Ese punto siempre iba a ser incluido en la ley, pero desde el Ministerio de Energía optaron por adelantarlo.

-Nos pareció razonable volver a incorporarlo ahí, que se presentará eventualmente, en un próximo Gobierno. Nosotros vamos a dejar las bases lo más avanzado posible para que así sea.

¿No hay un mea culpa de haber anunciado una ley corta en La Moneda, después de un comité político, sin haber hablado con las empresas antes para intentar resolver la problemática de los electrodependientes sin la necesidad de una ley? ¿Se apresuraron?

-El cambio no tiene que ver con el hecho de que no hubo diálogo. Nosotros siempre dialogamos con las empresas respecto de este y todos los temas del sector. De hecho no se enteraron por La Moneda de esta iniciativa (…) no tuvo que ver con la falta de diálogo, sino con el cambio en esta dinámica, el cambio de postura de las propias empresas y de la agenda legislativa. A veces las cosas efectivamente cambian, y el panorama político y económico también determina este tipo de situaciones.

¿Fue un anuncio para ganar popularidad? Fue anunciado cuando había malestar en la población por los extensos cortes de suministro.

-No, uno de los elementos, que son los electrodependientes, se va a resolver; por lo tanto, al final esto sirvió para que haya una solución.

Fuente: Pulso

Revista Nueva Minería & Energía © 2017 All Rights Reserved

Powered by Byacom