• Indicadores Económicos:
  • Dólar $: 664.78
  • UF $: 27565.76
  • IPC %: 0.1
  • EURO : 755
  • UTM $: 48353
  • Libra de Cobre $: 2.93 dólar

AES Gener y Engie deberían invertir cerca de US$ 2.000 millones por descarbonización

14 enero, 2019
Termoeléctricas Descarbonización

De acuerdo al ministerio de Energía, los resultados, propuestas y/o balances de la Mesa de Descarbonización estarán disponibles durante el primer trimestre de 2019.

Informe de Banco Santander dice que esta coyuntura le dará la oportunidad a la estadounidense para renegociar sus contratos.

El proceso de descarbonización de la matriz eléctrica está en marcha. Las empresas se preparan para definir cronogramas de retiro de centrales y sacan cálculos de los efectos que tendrá.

Un reciente informe del Banco Santander, que analizó este hito y estudió las implicancias en las principales generadoras del país, concluyó que el primer hito visible será cuando salgan 1.732 MW de potencia con esta tecnología en los próximos 14 años y que dos serán las compañías más desafiadas: AES Gener y Engie.

Según las estimaciones de Santander, la norteamericana debería invertir cerca de US$ 1.000 millones en activos solares y eólicos en los próximos 10 años, ya que tendrá que enfrentar la salida de una parte importante de sus instalaciones.

De acuerdo al cronograma estimado de cierre que elaboró la entidad, Ventanas 1 saldrá del sistema el año 2022, mientras la unidad 1 de Guacolda lo haría el 2028.

Engie también tendría que desembolsar del orden de US$ 1.000 millones, pero en un período más corto, de seis años. Esto, porque las plantas de la francesa serían más ineficientes, incluso este año deberían salir las unidades 12 y 13, lo que le pone más presión a su proceso de descarbonización, algo que la empresa ha dicho quiere liderar.

Un escenario distinto es el que enfrentará Colbun. El reporte da cuenta que las plantas más eficientes permanecerán en los próximos 20 o 30 años y que la central Santa María es un ejemplo de aquello.

Con igual suerte correrá Enel en Chile, que ya cuenta con un portafolio diversificado y con presencia en renovables debido a la incorporación con Enel Green Power.

El holding debería invertir unos US$ 650 millones en aproximadamente tres años para distintos requerimientos.

Aunque Colbun y Enel indudablemente invertirán en energías renovables, el monto que destinarán no será por reconvertir sus matrices dado que ambas tienen centrales carboneras eficientes y en una menor proporción.

La oportunidad que se abre
El analista Equity Research Santander CIB, Arturo Murua, atribuye este proceso de descarbonización a diversos factores. Uno de los más importantes es que “los costos de construcción y de operación de las energías renovables son mucho más baratos que hace tres o cuatro años”.

Además, el carbón no es un complemento en las energías renovables, ya que “no tiene la flexibilidad que sí tienen los activos hidro o gas, porque estos se pueden prender mucho más rápido”.

Agrega un elemento: los impuestos verdes. “Hoy las empresas generadoras tienen que pagar US$ 5 por tonelada de CO2. Eso es bajo si uno lo compara con otros países, por ejemplo, el Acuerdo de París que es US$ 25 por tonelada, cinco veces más”, explica aludiendo al riesgo que existe de que se vaya subiendo este pago.

La descarbonización tiene un efecto positivo en el sistema, dice. En un contexto donde se estima que los precios promedios de contratos de suministro irán bajando desde unos US$ 85 el MW a unos US$ 50 MW (en base a cifras estimadas), la incorporación de energías renovables permitirá tener retornos atractivos.

Este nuevo ciclo, agrega, de todos modos traerá cambios: “Esos tiempos buenos que tenían las compañías en utilidades, no volverán, porque lo más probable es que los precios sigan bajando”.

Aunque AES Gener tiene la mayor exposición al carbón, el panorama no es tan gris. El informe revela que el proceso de descarbonización le da la oportunidad de renegociar contratos.

“Hoy, al tener contratos que están indexados a carbón, la renegociación permite extender la vida de contrato, logrando un perfil de flujos mucho más estable para los próximos años”, asegura Murua.

Agrega que “los contratos en forma simple serían la cantidad de energía segura que se va a vender, entonces, el inversionista puede predecir de manera más segura sus flujos futuros”.

AES Gener: cambio será intensivo en capital

Para los analistas, AES Gener está en una buena posición para renegociar sus contratos con clientes no regulados, ya que tiene un 61% de su contrato total en la modalidad de take or pay a largo plazo. Además, un elemento a favor en este proceso de descarbonización es que AES Corp tiene un conocimiento relevante en Energías Renovables No Convencionales (ERNC) que sin duda apoyará a su operación en Chile.
Sin embargo, se advierte que este cambio será intensivo en capital y que, en el escenario base, se asume que AES Gener puede renovar la base del contrato a US$ 50 por MWh para el largo plazo, ajustado por IPC.

Engie: en alerta por atraso en líneas de transmisión

La estrategia de Engie, de buscar la descarbonización, además de tener un sólido balance general, debería permitir a la compañía reconvertir gradualmente la mayor parte de sus instalaciones térmicas menos eficientes en ERNC. Esto, al aprovechar el conocimiento que tiene su controlador. La firma ya renegoció cerca del 80% de sus contratos no regulados a precios más altos a cambio de la extensión de vida de éstos, lo que le permitiría tener un flujo de caja más estable. El informe alerta que mayores retrasos en las líneas de transmisión podría tener un impacto negativo en la visibilidad de los ingresos de Engie.

Colbún: sólida posición financiera

A diferencia de sus pares, la firma chilena Colbún sería la más perjudicada en cuanto al conocimiento que tiene la firma en las nuevas tecnologías renovables, ya que es la única que no tiene un controlar internacional que aporte su experiencia.

Sin embargo, la entidad financiera reconoce que la firma tiene como ventaja que está en una sólida posición financiera y tiene una fuerte calidad de activos, con exposición significativa al agua y el gas, “que son las mejores formas de energía para complementar la intermitencia resultante de un aumento de penetración en el mercado por ERNC”.

Enel, fortalecida con la matriz más competitiva

Enel Chile es una de las que menos impacto recibirá por el proceso de descarbonización. Entre los factores que son claves -a juicio de los analistas- es su diversidad en activos para complementar la energía renovable, como el gas y los embalses. En este caso, Enel es uno de los ganadores junto a Colbún, porque tienen una matriz fortalecida en hidro. Otro punto a favor es el conocimiento en energías renovables para las nuevas inversiones.
“Tiene la matriz más competitiva, con mezcla de hidroeléctrica y gas flexible, además de en capacidad solar y eólica a través de Enel Green Power”, dice el informe de Santander.

Fuente: Diario Financiero

Noticias Relacionadas